¿Ya implementó normas de seguridad y salud en su oficina?

818

Por Rocío Saux (Perú), Abogada del Estudio Lazo, De Romaña & Gagliuffi Abogados

La mayoría de empresas que operan en oficinas administrativas y de actividad de riesgo reducido continúan reacias al cumplimiento de la normativa en materia de seguridad y salud en el trabajo, y en algunos casos se encuentran en una lenta etapa de implementación.

Este tipo de empresas consideran que su actividad, al ser de escaso riesgo, no debería generar ninguna situación que motivara la imposición de alguna sanción. Sin embargo, estas empresas pierden de vista que las inspecciones y sanciones son impuestas por el hecho de no contar con la implementación del sistema de seguridad y salud en el trabajo, independientemente a que si se materializa o no alguna contingencia perjudicial para la salud o seguridad de sus trabajadores.

Se entiende por empresas administrativas a los negocios que tienen su centro de operaciones en oficinas como bancos, compañías de seguros, AFP, agencias de publicidad, medios de comunicación, estudios contables, entre otros. Es muy importante que este tipo de empresas también se adecue a la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo considerando que desde 2014 iniciará sus operaciones la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) y podrían incurrir en infracciones pasibles de elevadas multas por no adecuarse a la norma.

El incumplimiento de esta ley en muchos casos no se debe a la falta de información o desconocimiento, sino al elevado costo económico, logístico y administrativo de la implementación que resta prioridad a la implementación y adecuación a la normativa actual. Principalmente, las obligaciones se concentran en un deber de prevención constante que implica la generación de un mapa de riesgos, la conformación paritaria de un Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo (o un supervisor), la redacción de un reglamento interno sobre el particular, así como una serie de obligaciones documentarias y registrales. Asimismo, la normativa impone la obligación de realizar exámenes ocupacionales periódicamente y contar, en determinada cantidad de horas a la semana, con un médico ocupacional dentro de las instalaciones.

Finalmente, las empresas que operan en el mercado peruano se encuentran en la búsqueda constante de la creación de políticas internas que se adecuen a su giro de negocio y a los costos que desean asumir por la implementación de su deber de prevención. Para ello, inician diversos planes de orientación/capacitación para generar una cultura, tales como el asesoramiento a través de especialistas, acudiendo a las capacitaciones gratuitas que brinda el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo y/o a diferentes cursos que se organizan constantemente.

 

Artículo publicado en Gestión

 

 

Comentarios