Reimaginar con inteligencia artificial los procesos de selección y contratación de personal

973

Por Daniel Thomas – Global Head of 1Desk en IPsoft

La Inteligencia Artificial (IA) está transformando y redefiniendo la manera de hacer negocios de las empresas en todo el mundo. No solamente automatiza tareas rutinarias básicas sino que -cada vez más-permite ejecutar tareas inteligentes relacionadas con la toma de decisiones.

Esta poderosa combinación de capacidades puede resultar especialmente útil para ayudar a los profesionales de RRHH a definir listas de posibles candidatos y a su vez crear potentes herramientas con el objetivo de motivar a esos posibles nuevos empleados.

Las soluciones de IA añaden capacidades cognitivas a la selección de personal, a la gestión del capital humano y a las herramientas de productividad. Además, estas avanzadas tecnologías permiten a los responsables de selección realizar cualquier acción usando una única interfaz conversacional, a la que se puede acceder verbalmente como, por ejemplo, a través de Amelia, la empleada digital de IPsoft.

El resultado es un proceso más rápido de selección e incorporación del personal, lo que también conlleva un importante impacto en la productividad general de todos los empleados y, por lo tanto, en la capacidad de la empresa para crecer y tener éxito.

En una empresa tradicional, el responsable de seleccionar al personal de una empresa normalmente debe identificarse con un usuario y una clave para acceder al sistema e identificar las características de los candidatos idóneos.

Sin embargo, con los sistemas de Inteligencia Artificial cognitivos, el responsable de Recursos Humanos puede simplemente “decirle” al sistema lo que necesita usando un lenguaje coloquial, como, por ejemplo: “Estoy buscando un director de compliance con un mínimo de cinco años de experiencia”. La inteligencia de este tipo de sistema será capaz de identificar la intención de su interlocutor. Incluso, los sistemas de IA más avanzados harán preguntas específicas y relevantes para definir aún más la búsqueda, tales como: “¿te gustaría buscar sólo candidatos locales, en España, o ampliamos la búsqueda internacionalmente?”

Una vez que se hayan identificado las necesidades del reclutador, el sistema de IA realizará una búsqueda independiente en varias bases de datos de candidatos y en distintas páginas web de búsqueda de empleo. Incluso, los sistemas inteligentes más avanzados pueden aprovechar su capacidad de Aprendizaje Automático (Machine Learning) para anticipar posibles necesidades de reclutamiento sin haber recibido ninguna información previa, ya que el sistema sabe si el puesto requiere una formación universitaria, unas competencias lingüísticas e incluso cuál es el salario medio para ese puesto específico.

A continuación, los sistemas de IA pueden crear automáticamente un expediente personalizado para cada candidato potencial, donde se incluya toda la información disponible públicamente (por ejemplo: ubicación, perfiles de LinkedIn, cuentas de redes sociales, sitios web personales, etc.), pudiendo identificar, de esta forma, candidatos de primer nivel antes de comenzar el proceso oficialmente.

Motivación del candidato guiado por la IA

Como siguiente paso, la IA permite a los seleccionadores iniciar el proceso de búsqueda a través del envío de un correo electrónico o un mensaje de LinkedIn, para lo cual el seleccionador no necesita abrir ni su cuenta de correo electrónico ni su LinkedIn.

El reclutador puede decirle al sistema inteligente que escriba una carta para todos los candidatos basándose en una plantilla aprobada previamente. Si le pedimos a nuestro súper avanzado sistema de inteligencia artificial: “Por favor envía la carta a cada candidato y agenda una entrevista telefónica con cada uno de ellos”, inmediatamente enviará esa comunicación. El sistema de IA controlará cuando responde cada candidato e informará puntualmente al seleccionador para que éste realice los contactos y comunicaciones que considere oportunos.

Si se desea, el sistema también puede emitir preguntas previas a la entrevista para eliminar posibles contrataciones que no sean apropiadas. Por ejemplo, podría preguntar sobre las expectativas salariales del candidato o si disponen de movilidad geográfica. Los seleccionadores podrían también aprovechar la interfaz omnicanal del sistema (voz, web, redes sociales y correo electrónico) para comunicarse con los posibles candidatos a través de todos esos canales.

El empleado digital al cargo del sistema de inteligencia artificial además se encarga de facilitarle al responsable de recursos humanos toda la documentación relevante antes de cualquier entrevista: currículum vitae, títulos de educación o ejemplos de experiencia profesional previa.

Una vez que el seleccionador y el candidato deciden continuar adelante con el proceso, el seleccionador sólo tiene que decirle al sistema de IA: “Por favor, programa entrevistas telefónicas” y el empleado digital programará los procesos a seguir con los solicitantes de empleo seleccionados. A continuación, contactará a los candidatos a través de diferentes canales para ofrecerles los días y las horas disponibles para las entrevistas y una vez que los candidatos eligen la fecha y hora que les conviene, les enviará automáticamente una invitación para su calendario.

Lo más importante que debemos tener en cuenta es que una solución cognitiva omnicanal de IA que utiliza el Lenguaje Natural proporciona una interfaz unificada para que los profesionales de RRHH inicien búsquedas de candidatos, definan las listas de búsqueda y automaticen los procesos de selección y contratación.

Cuando la IA automatiza los procesos mencionados, los miembros del equipo de RRHH pueden dedicar su tiempo a trabajar en otras necesidades más complejas e importantes, como desarrollar nuevos programas de desarrollo de los empleados. Esto significa que el proceso de contratación se acelera, que el departamento de Recursos Humanos está trabajando de manera más eficiente y que la empresa puede incorporar a las personas necesarias en el momento oportuno y de una forma inteligente.

Comentarios