Recursos humanos para una empresa sostenible

729

Por Diego Cubas (Perú), Gerente General CL Selection

Las empresas socialmente responsables involucran a todos sus colaboradores en una cultura de sostenibilidad y preocupación hacia el medio ambiente y el cambio climático. Para ello, el Departamento de Recursos Humanos tiene un papel importante por constituirse en el principal promotor de esta cultura de la mano con la Gerencia General. Con el objetivo de instituir y reforzar la cultura de sostenibilidad, algunas de las intervenciones que Recursos Humanos puede realizar en sus procesos son:

  1. Selección de talento: Las contrataciones deben promover la sostenibilidad y para ello, el proceso de selección también debe evaluar el compromiso de los candidatos en contribuir con las actividades de sostenibilidad. Las organizaciones deben tener como requisito fundamental en el perfil del puesto, el interés de los potenciales candidatos hacia este tema y como pueden aportar.
     
  2. Evaluación de desempeño: Implementar como parte de los procesos de evaluación del desempeño, la generación de valor en la creación de herramientas y contribuciones a los objetivos de sostenibilidad. En el proceso de evaluación, incluir una sección para medir los resultados de sus empleados, no sólo por cumplimiento de los objetivos del negocio y competencias personales, sino también por sus contribuciones hacia la sostenibilidad.
     
  3. Compensación: los bonos por objetivos, además de estar relacionadas a resultados del área, de la empresa o la evaluación de competencias, también deben estar vinculados a las contribuciones esperadas hacia la sostenibilidad.
     
  4. Cultural laboral: la gestión de la cultura debe incentivar que como parte de los valores de la empresa, se incluya el compromiso de todos los colaboradores para contribuir con revertir el cambio climático y la preservación del medio ambiente.

Urge la ejecución de estas y otras medidas en las organizaciones pues, a estas alturas, el daño ocasionado al planeta es demasiado grande y la recreación global está siendo muy lenta, como lo demuestran recientes estudios. Según una investigación de la consultora GlobeScan hecha en el 2013, sólo 1 de cada 5 compañías en el mundo ha integrado plenamente la sostenibilidad como parte de sus procesos de negocio.

Actualmente, cada vez más personas evalúan si una empresa es socialmente responsable antes de aceptar una oferta laboral, revela el Cornerstone Survey del 2013. Los millennials (Generación Y) valoran mucho la responsabilidad social de la empresa donde trabajarán, una encuesta de Cone Communications mostró que para el 78% la gestión de sostenibilidad de las empresas influencia donde quieren trabajar.

Como han declarado diversos CEO de las compañías más exitosas del planeta, las empresas que ignoran la real importancia de la sostenibilidad y la implementación en su cultura y solamente hacen eventos por un tema de marketing e imagen, tendrán en un futuro próximo grandes problemas para atraer al mejor talento.

En base a nuestra experiencia como consultores de talento, sugerimos que las empresas comiencen a incentivar en sus colaboradores la importancia de la sostenibilidad en dos puntos claves:

  1. Involucrándolos en la sostenibilidad. Es crucial que se mantengan conversaciones dentro de la organización sobre cómo adoptar la sostenibilidad en la empresa. Varias compañías en el Perú han adoptado la sostenibilidad dentro de su plan estratégico y todas las acciones y todas las acciones que realizan deben tener un impacto positivo hacia esta. En otras, se premian aquellos proyectos que benefician la sostenibilidad.
     
  2. Benchmark: Replica y mejora. Incentivemos a nuestros colaboradores a encontrar buenas prácticas en otras empresas. En muchos casos no hay que inventar la pólvora, solamente hay que observar, analizar, replicar y mejorar. Lo ideal es siempre mirar fuera y traer otras buenas ideas. En la gestión de la sostenibilidad, no se trata de competir, sino de compartir y contribuir en conjunto. Muchas organizaciones se congregan, incluso competidores directos, para y crear fondos para la sostenibilidad.

 

Artículo publicado en la Revista Business Empresarial

 

Comentarios