¡Qué trabajo da buscar trabajo!

667

Por Manuel Celi (Perú), Director de ActionCOACH Perú, crm@actioncoachperu.pe

La generación de nuevos y mejores puestos de trabajo está haciendo que la rotación laboral sea cada vez más dinámica. De hecho, una de las tareas más importantes de los gerentes de RR.HH. es la de generar políticas de retención de personal calificado.

Pero ¿qué hacer si has decidido buscar un mejor trabajo, en términos de remuneración, beneficios adicionales, desafío profesional o una combinación de lo anterior? O ¿qué hay si estás sin trabajo y estás buscando de manera urgente ser contratado?

A continuación, te doy seis sugerencias. En la medida que las apliques, tus oportunidades de ser contratado serán mayores.

1. Ponte metas. Haz una plantilla para controlar tus actividades diarias de búsqueda de trabajo. Te doy algunas ideas para manejarla, pero eres tú quien debe decidir cuánto vas a hacer cada día:

  • 30 minutos actualizando LinkedIn, Facebook, etcétera
  • Enviar cuatro hojas de vida
  • Contactar un headhunter o reclutador
  • 30 minutos de networking con amigos, excolegas y exjefes
  • 20 minutos de lectura de diarios. No de avisos de búsqueda, sino de noticias de empresas que podrían necesitar tus servicios.

2. Analízate para saber qué quieres. ¿Qué trabajo estás buscando? O ¿ por qué quieres cambiar de empleo? ¿Sabes con certeza el nivel de tu formación, experiencia y habilidades? A veces, nos engañamos a nosotros mismos idealizando nuestras capacidades. En este punto, tenemos que ser realistas para catalogar nuestros activos personales, que serán lo que vamos a “vender” en nuestra campaña de búsqueda de trabajo. Y cuando te rechacen en algún proceso, analiza por qué lo hicieron, para ver cómo corriges esa falencia para la próxima oportunidad.

3. Conoce a las empresas que postulas. Haz un trabajo de inteligencia para familiarizarte con la visión y cultura de la empresa a la que postulas. Analiza cuál de tus fortalezas puede ser de utilidad a dicha empresa y destácalas tanto en tu hoja de vida como en las entrevistas. Sumérgete en las redes sociales, buscadores de internet, directorios para poder familiarizarte con la empresa, entre otros.

4. Haz un breve texto sobre lo que podrías aportar a esa empresa. Esta suele ser una pregunta de rigor en los procesos de selección. Por eso, después de analizar lo anterior, toma lápiz y papel, y escribe dos o tres cosas que aportarías a tu nuevo empleador si te contratan. Memorízalo, porque sobre ellas girarán tus comentarios en tu hoja de vida y entrevistas.

5. Simplifica tu hoja de vida. Los CV se están volviendo cada vez más aburridos, pues hay muchos datos y referencias, muchas veces, inútiles. Simplifica esa información, pero no la omitas. Asimismo, las referencias deben ser claras; es decir, se debe notar que no son amigos que hablan bien de ti, sino funcionarios que pueden dar fe de tu desempeño. Recuerda hacer énfasis en qué has sobresalido en cada trabajo anterior.

6. Actualiza tu perfil en LinkedIn, Facebook y Twitter. Haz una presentación profesional y pon una foto actual en una postura que transmita lo que eres en LinkedIn. Dedica unos minutos a ello cada día. En el caso de Facebook, si tu perfil actual hace pensar que te la pasas de juerga, mejor genera un nuevo perfil.

Enfócate en buscar el trabajo ideal; organízate para hacer una campaña consistente y trabaja sin descanso que, en menos tiempo del que crees, tendrás tu trabajo ideal.

 

 

Comentarios