Profesionalizando el proceso de selección

712

Por Diego Cubas, Gerente General de CL Selection

En cualquier proceso de nuestra vida personal, la selección es un proceso clave desde la elección de la universidad hasta la compra de un inmueble. Traslademos ese proceso de selección a la selección de personas claves para nuestras organizaciones. La selección condiciona  todos los demás procesos en el desarrollo del capital humano. Si la selección no es exitosa, sus consecuencias se sentirán en todos los planos, desde el económico hasta en la dinámica de trabajo de los equipos. Pero ¿cómo se hace? ¿Cómo encontrar y atraer a los mejores? Veamos, a continuación, algunas buenas prácticas utilizadas.

Planificar el reclutamiento y la selección como un sistema

Es fundamental contar con parámetros que permitan medir a los candidatos de manera ecuánime,  facilitando la comparación en el momento de tomar la decisión.

Tener claro lo que se necesita

Confeccionar un listado de los conocimientos, habilidades y actitudes que el candidato debería tener para un desempeño excelente. Precisar con exactitud qué lo diferenciaría de un desempeño promedio.

Planificar el reclutamiento

Es importante asegurar la cantidad y la calidad. Analizar todas las alternativas y emplear los recursos que conduzcan más directamente al perfil deseado. Para esto, podemos aprovechar las ventajas de las redes sociales. En un mundo sin fronteras, nosotros somos quienes imponemos los límites.

La entrevista

Antes de la entrevista, revisar cuidadosamente el CV; buscar inconsistencias y datos ausentes. En la entrevista, no deberíamos preguntar por información que figura en el CV. Deberíamos tener preparadas algunas preguntas que nos guíen directamente a los aspectos clave del perfil que estamos buscando.

Algunas investigaciones afirman que los entrevistados toman su decisión a los 4 minutos de iniciada la entrevista.

 

Comentarios