Preguntas clave para una política de contratación

602

Por Cecilia Guzmán-Barrón (Perú),  Socia del Estudio Gallo Barrios Pickmann

En una entrevista de trabajo, el candidato consulta sobre cómo será contratado. La respuesta es automática: “Aquí contratamos tres meses por recibos por honorarios y luego cada tres meses con contrato a plazo fijo”. ¿Le suena familiar? Probablemente sí, porque somos proclives a copiar recetas que funcionan para otros o lo que el amigo escuchó en una charla y se viene aplicando sin cuestionar si se ajusta o no a la empresa y, en especial, al puesto o al servicio que está cubriendo.

Aproveche estos días para evaluar su política de contratación de personas y de servicios desde una perspectiva legal, pues Sunafil está poniendo énfasis en las inspecciones sobre contratación fuera de planillas y en el uso de los contratos laborales a plazo fijo. Aquí algunas preguntas clave.

En primer lugar, recuerde que las vías para contratar personas y servicios son diversas, pero su organización es única. Esta sencilla frase se traduce en el punto de partida para diseñar una política de contratación: conocer a su empresa y a sus necesidades específicas de contratación. Pregúntese qué áreas resultan estratégicas para su negocio, si el puesto o servicio a contratar se encuentra o no dentro de esas áreas, y si el requerimiento de cubrirlo es transitorio o permanente.

Vaya del análisis global al más fino, porque la vía para contratar al analista de sistemas no tiene que coincidir con la que utilizará para el asesor comercial.

Lo anterior le permitirá definir cuándo contratar dentro o fuera de planilla; si el contrato ha de ser a plazo fijo (la ley laboral regula nueve modalidades de estos contratos e incluso contempla una modalidad temporal atípica) o indefinido, a tiempo parcial o completo, en modo presencial o teletrabajo o tiempo compartido; u optar por contratar un servicio de outsourcing o de intermediación laboral.

Considere todas las alternativas y desconfíe de una política de contratación que se limite a reproducir las últimas tendencias o a repetir el mismo formato para todos los casos, sin haber repasado antes estas preguntas clave.

 

Artículo publicado en el Diario Gestión

 

Comentarios