¿Por qué Implementar un Outsourcing?De Gerenciar Recursos a Gerenciar Resultados

1378
Por Carlos San Román
Director General de ADECCO

Mucho esfuerzo le cuesta al hombre incrementar su  capacidad de concentración debido a la cantidad de agentes de distracción  no controlables que interfieren en su rutina. Las empresas enfrentan similar situación como consecuencia de los procesos de globalización que han tenido fuerte incidencia en la administración de nuestra época. Estos procesos han hecho que la competencia sea mucho más feroz, la tecnología se desarrolle más velozmente y que empresas que comúnmente operaban en mercados locales llegaran a internacionalizarse entrando a morder porciones de mercado de las grandes corporaciones establecidas.

El nuevo orden administrativo ha creado una sostenible y provechosa forma de relación Cliente-Proveedor que busca la intensa cooperación entre ambos, convirtiéndola en una sólida alianza estratégica para compartir el conocimiento. El éxito empresarial se le atribuye a una estrategia adecuada así como a la eficiencia en sus operaciones. La gerencia moderna cuenta con una herramienta de gestión que permite enfocarse en hacer lo que realmente hace bien, es decir, sus actividades distintivas.  A esta herramienta se le llama outsourcing o tercerización.

El outsourcing  es el honesto reconocimiento  de que  no existe una empresa que sea realmente productiva en todas sus actividades. El outsourcing está muy popularizado en el ambiente empresarial, tal vez está situación ha dado pie a errores en operaciones o procesos que en lugar de mejorar el desempeño organizacional lo han empeorado. Esto se debe a que la decisión de tercerizar no se toma sobre la base de un análisis suficiente, sino con base al instinto o a experiencias de otras empresas.

Antes de dar una parte de la operación de la compañía en outsourcing se debe adelantar un estudio complejo que cuente con la suficiente información en todas las áreas y variables, costos, recursos humanos, management, entorno económico, proveedores, marco legal,  etc. Debido a la importancia que toma el tercero en el desarrollo del negocio, se debe buscar que el acuerdo de outsourcing traspase las fronteras de la simple subcontratación para entrar en el campo de las alianzas.  Además, la confidencialidad debe ser un punto clave de la tercerización, ya que se le está dando información clave del negocio a este nuevo aliado.

Bajo este enfoque ganador de Alianza estratégica, la adecuada selección del socio outsourcer  resulta clave para un programa exitoso.  La empresa debe ser muy diligente en esta etapa para evitar enfrentar sorpresas desagradables que pueden impactar negativamente en sus clientes y en el valor de su marca. Es necesario que la empresa realice un análisis de las habilidades internas comprobadas; podría ser el caso que la solución ofertada presente valores agregados como  el acceso a habilidades de clase mundial, reducción y control de costos operativos.  La empresa a su vez deberá hacer un análisis de las capacidades totales del outsourcer;  que este último comparta el riesgo del programa y ofrezca garantías sería una característica básica de capacidad, para ello el socio outsourcer debería evidenciar su capacidad financiera.

Concluyendo, aunque el outsourcing tiene mucho que ver con la subcontratación, no sólo es eso, es más bien establecer alianzas con firmas colaboradoras que harán más eficientes las tareas fundamentales de una empresa.

Comentarios