OUTDOOR TRAINING: Aprendizaje Basado en la Experiencia

962

 Por Nicole Perret Florini, Gerente General de Gnosis, Coaching & Consulting

Conocemos muchas metodologías y novedosas prácticas, que han ido generándose con el correr de los años, sin embargo hay algunas que existen desde hace mucho tiempo atrás y es recién en nuestros tiempos que cobran un valor especial y se empiezan a hacer conocidas.  

Es así como nace el Outdoor Training, llamado también Entrenamiento al Aire Libre, o Técnica de Aprendizaje en Espacios Abiertos, una herramienta alternativa, que se basa en la Metodología del Aprendizaje Experiencial, y que tiene sus orígenes en Gran Bretaña y U.S.A., después de la Segunda Guerra Mundial, donde escuelas aplicaban conceptos vinculados a lo militar a fin de diseñar estrategias que fomenten las relaciones entre funcionarios o ejecutivos para mejorar su productividad y que posteriormente, se extiende también a todos los niveles organizacionales por sus beneficiosos resultados en las relaciones interpersonales, utilizándose actualmente como una herramienta usual en mejora de equipos de trabajo. 

Está comprobado científicamente que aprendemos el 20% de lo que escuchamos, el 50% de lo que vemos y el 80% de lo que hacemos.  Esto prueba que el Aprendizaje basado en la Experiencia, frente a cursos o conferencias tradicionales, es mucho más enriquecedor y efectivo.  Aquí es cuando esta herramienta cobra gran importancia.  El desarrollo de habilidades y el cambio de comportamiento sólo se da con dinámicas y vivencias reales, donde las personas, al enfrentarse con retos y situaciones complejas, descubren elementos esenciales del comportamiento humano y la naturaleza del cambio, llevando siempre lo aprendido a la realidad de la empresa y a su propia vida, finalizando cada dinámica con reflexiones individuales y grupales para llevar lo aprendido a nuestro día a día. 

A través del Outdoor Training pretendemos reforzar las habilidades de liderazgo y trabajo en equipo, empoderamiento, pensamiento estratégico, fortalecimiento de los valores y cambio de la organización así como también acordar las acciones necesarias para consolidar el proceso de desarrollo de la empresa hacia una mayor competitividad. Nos permite observar, formar y transformar, diferentes habilidades y competencias mediante la realización de dinámicas en el exterior llevadas a la práctica donde el ser humano refleja el comportamiento que tiene normalmente en los diferentes sistemas de su vida (familia, amigos, trabajo, entorno).  

La experiencia en sí misma, permite a su vez cohesionar a los grupos que experimentan estas vivencias creando en ellos lazos de amistad, confianza y unión que son difíciles de romper luego que se han enfrentado a un reto juntos, es una oportunidad interesante para unir al jefe y a su equipo, conocer las necesidades mutuas y proporcionarse una ayuda oportuna. 

Esta técnica maneja los cuatro elementos básicos del aprendizaje: pensar, observar, hacer y sentir.  Tiene la ventaja de manejar simultáneamente lo emotivo y lo cognoscitivo, lo cual permite que las vivencias queden profundamente gravadas y se puedan aplicar en situaciones posteriores. 

Es así, donde uniendo el 1) Reto,  2) Diversión y 3) Acción podemos generar un aprendizaje profundo que se instale dentro del ser humano. Realizando un adecuado Debriefing, reflexión o rescate podemos sacarle las mejores lecciones y llevarlo a la práctica. 

Gracias a esta técnica los participantes de estas experiencias descubren por sí mismos los conceptos y criterios nuevos que requieren reforzar, lográndose un nivel de recordación mínimo del 80%.  Es por eso que siempre utilizo la siguiente frase: “Aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información”.

 

 

 

 

Comentarios