Nuevos formatos de vacaciones en las empresas

139

Por Sara Mendoza Figueroa, gerente de Marketing – VISMA Latinoamérica

Las organizaciones de hoy cuentan con diferentes grupos generacionales con expectativas muy distintas. La empresa debe escuchar a todos e intentar satisfacerlos, especialmente cuando se trata de cuidar talentos. RH debe tener muy en cuenta el poder contribuir a una buena “employee experience”, y esto abarca también las vacaciones.

La llegada del verano es sinónimo de vacaciones y descanso. Sin embargo, para muchas organizaciones es sinónimo de caos, equipos disconformes y discusiones. Por esta razón, se deben definir en forma clara y precisa las normas generales que regulan la adjudicación de los días de licencia por vacaciones; pero, a la vez, deben ser flexibles, para poder adaptarse a las
necesidades específicas de los empleados.

Muchos líderes subestiman el poder que tienen las vacaciones en los índices de satisfacción personal, especialmente en las nuevas generaciones. Por este motivo, deben adoptar sistemas que se ajusten a las características de cada departamento y a las preferencias de sus empleados.

Los millennials (nacidos entre 1981 y 1995) revolucionaron completamente el mundo del trabajo. Esta generación domina las fuerzas laborales actuales. La flexibilidad es un factor esencial para ellos, tanto la flexibilidad horaria en el día a día de la rutina laboral como la que se refiere a las vacaciones. Las generaciones anteriores deben hacer un esfuerzo por pensar “out of the box” en ese sentido y comprender qué los moviliza, qué los estimula, qué razones los llevan a no ser tan estrictos con las normas que -hasta el momento- regían en la empresa para tomar el receso anual de vacaciones.

Esta generación valora el reto de cumplir objetivos, llegar a una buena productividad, sin importar en qué lugar físico se encuentren ni qué días del calendario empleen para ello.
Incluso, si existen situaciones excepcionales en las que se requiere su aporte aun en su periodo de vacaciones, no tienen inconveniente en conectarse desde el mar, la selva o la montaña, y luego regresar a su momento de ocio.

Desde luego, para esto se necesita contar con tecnología de punta, de modo de poder estar conectados en cualquier momento y lugar. Los millennials tienen incorporado el desafío de encontrar el equilibrio entre lo personal y lo laboral; disfrutan lo que hacen, tanto las vacaciones como el trabajo.

Y, además de los millennials, también en los centennials (nacidos a partir de 1996) se observa esa semejanza en el “sentido de libertad” y la necesidad de “flexibilidad”. Se trata de generaciones que creen firmemente en la posibilidad de desarrollar, explorar habilidades y conocimientos logrando máxima eficiencia sin las limitantes de tiempo ni lugar.

Volviendo al tema del otorgamiento de vacaciones y la flexibilidad que exigen las nuevas generaciones, hay diversos aspectos que las organizaciones deben tener en cuenta en la actualidad:

  • Más días de los correspondientes por ley.
    • Otorgar días hábiles y no “corridos”.
    • La posibilidad de que puedan tomarlas cualquier día de la semana, en cualquier
    periodo del año y no necesariamente durante lo establecido legalmente como “periodo
    vacacional”.
    • Que los empleados puedan tomarse las vacaciones divididas y no todas juntas.
    • Conceder flexibilidad a los empleados para que negocien entre ellos y puedan cubrir
    las actividades que la organización requiere para su diario funcionamiento.
    • Viernes cortos, etc.
Sara Mendoza Figueroa – Gerente de Marketing – VISMA Latinoamérica

SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios