No todo es ‘plata’ en la vida: cómo motivar al equipo sin un aumento

1410

Por César Antúnez de Mayolo (Perú), Profesor de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico

Usted está cansado de escuchar clichés como “hay que tener la camiseta puesta”, “la motivación más importante es la que se da uno mismo” o “no todo es plata en la vida”.

En su rol de gerente, sí siente una identificación fuerte con su empresa; sin embargo, cada vez es más difícil tener a su equipo compenetrado con los objetivos.

¿Cómo hacer para generar cambios en gente que se enfoca a toda costa en sus retos profesionales y busca cada vez más dinero y poder?

Pasión profesional

Cada vez hay más gente que busca un “trabajo con significado”. Según la encuesta Work/Life (2013) de la consultora Philips (EE.UU.), ocho de cada diez ejecutivos está estresado por su trabajo.

Sin embargo, casi la mitad de los encuestados admitió que un motivador para ir a su actual trabajo es “vivir su pasión profesional”.

A la mayoría de personas les motiva el dinero. Después, se ubican los retos profesionales y servir a terceros.

Según un reciente estudio de la Universidad de Stanford, los graduados de MBA de escuelas top norteamericanas, están dispuestos a sacrificar US$ 13,500 de su salario anual, con tal de trabajar en una empresa que sea socialmente responsable.

La idea del trabajo “ideal”

Como no todos llegan a encontrar el trabajo “ideal”, toman una serie de decisiones prácticas. Si no ha encontrado la empresa ideal para su perfil y se halla en una posición directiva, cambiemos las cosas a nuestro alcance.

Quienes cuentan con más poder para ejercer un verdadero cambio y generar valor en los trabajos que se realizan dentro de la empresa, son justamente los directivos. Para ellos, no solo se trata de una oportunidad, sino de una obligación.

 

Artículo publicado en el Diario Gestión

 

Comentarios