No se acabó el mundo: La vida continúa después de un despido

1839

Por Ernesto Rubio – Gerente General de Ronald Career Services Group

Pasar por un despido es una de las experiencias emocionales más fuertes y es categorizada como un sufrimiento humano de los más complejos y críticos.  La persona afectada puede perder muy rápidamente la auto-confianza, decayendo así la autoestima y produciendo -en diversos casos- una tristeza que puede derivar en depresión, si ésta no es controlada adecuadamente; indudablemente que la transición acelera también los niveles de stress en la persona, con cuadros de ansiedad entre otros.

Pero hay formas de conducir este trance enfrentándolo de manera constructiva.  Lo primero, será entender que es un tema de hecho adverso, mas no catastrófico; cabe recordar que las ideas negativas se convierten en pensamientos irracionales, que son nada convenientes para buscar otra posición con objetividad y buen foco.

Muchos pensamientos supuestos se vienen a la mente del profesional que está en para y, muchas de las veces, solo son ideas, suposiciones, o meras imaginaciones.  Tenga en cuenta que, en esta fase de desempleo, su imaginación será ¡la loca de la casa!  Racionalice, piense en opciones diferentes, sea creativo y vea más allá del problema.

Es natural pasar un duelo debido a la pérdida.  Por supuesto, sobre todo si el último trabajo era el sentido que le daba a su vida profesional por más de 10 horas diarias y de un momento al otro está “en la vereda de enfrente” (luego de años).  Pues, razone en que no es el primero ni será el último; y que todo los días en el mundo del trabajo, pasa eso.  Más aún con las reestructuraciones, fusiones, reducciones de nóminas, entre otros, que están a la orden del día.  Es parte del negocio prescindir de los servicios de profesionales competentes; no es solo señal de ser un mal elemento.  Es normal pasar por una transición en los tiempos que vivimos.  ¡Hay vida después del desempleo!  Foco.

Conserve la calma.  Tome distancia, no reaccione ansiosamente a disparar su currículum; es lo menos aconsejable, créame.

Relájese y dígase a sí mismo:

 “Hay vida después de mi último trabajo…”  … ¡Y será mejor!

  • Primero, procure por todos los medios salir por la puerta grande. Agradezca, acepte que es un factor del negocio y no personalice.  Así conseguirá las reales buenas referencias.  Esa gente será, además, parte de su red de contactos, crítica para coadyuvar su desarrollo de carrera y por ende hablarán muy bien de usted.
  • Haga un auto-examen serio, de lo que más le motiva, la industria que le atrae por su dinámica, proyección, gente, entre otros. También analice en qué tipo de empresas (grandes, medianas, grupos económicos locales, multinacionales) le gustaría desarrollarse.  Haga un Plan.  Declare su público objetivo con minuciosidad y con nombres y apellidos (empresas, decisores ¡Todo está disponible!)
  • Y, ¿qué responder cuando en una entrevista venga la pregunta: “¿Qué pasó con tu última posición?”  

    Tendrás que evitar cualquier crítica destructiva a tu anterior trabajo y menos hablar mal del jefe o del algún empleado de la empresa.

    “Me fui porque la compañía está teniendo un cambio en la estrategia y estructura organizacional; ahora estoy viendo por mi continuidad…”

Prepare su libreto, el que contenga lo que dirá a su red:

Marca Personal, Competencias y Experiencia Desarrollada, Valor Diferencial Objetivo de Carrera.

  • Arme su Libreto de usted mismo. Comuníquelo.
  • Trate de realizar una verdadera estrategia de red de cara a abordar a un público objetivo minuciosamente estudiado por usted, que contenga no solo varias empresas, sino que sea de, por lo menos, 3 sectores distintos. Y planee dirigirse a los decisores (linkedIn es una poderosa herramienta para los propósitos mencionados) para entretejer relaciones corporativas.  Las personas contratan otras personas; si no lo ven, difícilmente lo podrán contratar en algún momento.
  • Escriba, expóngase. Salga de su casa.  Usted es una marca.  El desempleo es parte de la carrera de los profesionales de alto desempeño, nutre en la prueba, forjando la paciencia.  Uno crece en la transición.  Uno gana muchos nuevos contactos, si se propone utilizar la técnica del networking estructurado, que es el que promovemos las firmas de Outplacement Corporativo.

¡Suerte!  En la resiliencia, el compromiso, la responsabilidad, el foco, la audacia y, sobre todo, no perdiendo nunca la FE, la que es el mayor acicate en cualquier sufrimiento humano.

Comentarios