Mitos y Verdades: Todo lo que debes saber acerca de la Tercerización

1056

Miryam Mesia Vela, Vicepresidenta Ejecutiva del Corporativo OVERALL

En la actualidad y según un estudio realizado por GRM, el 85% de empresas, en algún momento, dejan en manos de terceros el desarrollo de sus procesos administrativos o productivos de una o varias etapas de la estrategia comercial u operacional de sus negocios, lo que les permite dedicar la mayor parte de su tiempo y esfuerzo a su actividad principal, “Core Business” y afrontar las presiones y exigencias que impone el mercado global. A ese proceso se le conoce como Tercerización u Outsourcing.

Sin embargo, un buen sector aún considera que la Tercerización significa para las empresas reducción de costos y las posibilidades de que el trabajador no perciba los beneficios laborales que por ley le corresponden.

Al respecto, y para resolver algunas dudas, Miryam Mesia Vela, Vicepresidenta Ejecutiva del Corporativo OVERALL, comenta algunos de los mitos y verdades de la Tercerización.

  • Mito 1: La Tercerización reduce los costos en las empresas, pero eleva el número de trabajadores que no cuentan con los beneficios laborales correspondientes por ley.

Verdad: Para que una empresa elija a un Tercerizador u Outsourcer debe verificar que este cumpla con los estándares de calidad que lo posicionará como su aliado estratégico. Ello se manifestará en la elevación de la productividad y a la vez en la generación de empleo formal, con los beneficios laborales que la ley exige.

  • Mito 2: Con el Outsourcing los únicos favorecidos son las empresas. Esto genera que los colaboradores reciban menos remuneración económica, perjudicándolos en su día a día.

Verdad: La auténtica Tercerización u Outsourcing, desarrollada y ejercida plenamente dentro de su marco legal, fomenta que el capital humano que participa del proceso tercerizado se beneficie con una remuneración adecuada y conforme a ley, con lo que puede acceder a una mejor calidad de vida.

  • Mito 3: Al no existir una ley reguladora, las organizaciones Tercerizadoras también conocidas como “Services”, evitan pagar impuestos y cumplir con los trabajadores.

Verdad: Los servicios que brinda un mal llamado “Service” y aquellos especializados que brinda un Tercerizador no son lo mismo. El primero, cuyo nombre correcto es empresa o Agencia de Servicios Especiales, proporciona mano de obra para trabajos específicos por un determinado tiempo. Aquí, la empresa contratada no se responsabiliza directamente de los resultados finales. Mientras que la Tercerización brinda servicios integrales con generación de empleo formal, ya que son los encargados de responder por el trabajo concluido.

Por otro lado, independientemente de lo que ordena la Ley de Sociedades Mercantiles y el Código Civil, el Estado Peruano aprobó en el 2008 la Ley N° 29245, que regula los casos en los que procede la Tercerización y los requisitos, derechos y obligaciones por parte de las empresas que aplican dicha modalidad. De esta manera, se dejó fuera de circulación a las “Services” informales para darle paso a las compañías serias y formales que realizan Outsourcing.

 

 

Comentarios