Los RR.HH. y su Impacto en la Rentabilidad Empresarial

2667

Por: Manuel Ponce Polanco
Partner Consulting

 

Todos los propietarios y accionistas de una empresa así como los gerentes que trabajan para ellos tienen como gran objetivo el crecimiento de la rentabilidad; pues será esta la que permitirá repagar a las distintas fuentes de financiamiento y la creación de valor empresarial.

 

En su definición más genérica la rentabilidad puede calcularse de la siguiente manera:

 

 

Sin embargo para el análisis que queremos desarrollar en este artículo está formula no es conveniente por lo que profundizaremos en ella descomponiéndola de la siguiente manera:

 

 

Indudablemente que para que la rentabilidad aumente deberán ocurrir los siguientes impactos:

 

1. Que aumenten los ingresos totales

2. Que se reduzcan los costos totales

3. Que se reduzca la inversión.

 

Para que aumenten los ingresos totales las empresas implementarán una serie de estrategias que van desde aumentar la cobertura en el mercado actual, aumentar la fuerza de ventas, ingresar a nuevos mercados, aumentar el portafolio de productos, hasta subir los precios; sin embargo todas ellas no producirán resultados esperados en el muy corto plazo.

 

Para que se reduzca la inversión se deberán tomar decisiones muy importantes con respecto a niveles de stock de cuentas por cobrar, nivel de inventarios, y a la desinversión en activos fijos. Igualmente estas decisiones tomarán mucho tiempo en madurar y concretarse.

 

Reducir los costos totales; es algo que tenemos más a la mano pero por lo mismo solemos cometer muchos errores en la búsqueda de este objetivo. La reducción de costos en nuestro país ha estado enfocada mayormente en la reducción de personal y sus costos laborales asociados.

 

La reducción de costos que yo les propongo en este artículo es la que es producto de la mejora de procesos; los procesos los ejecutan los recursos humanos y si los recursos humanos no son los adecuados los costos serán altos porque serán el resultado de procesos ineficientemente ejecutados. Es decir:

 

 

 

 

“Los costos son el resultado de ejecutar bien o mal los procesos empresariales; desde los estratégicos hasta los operativos de última línea”. 

 

Es indudable que para lograr la mejora de los recursos humanos deberemos revisar las variables que influyen en sus desempeños. Consideren con relación a los desempeños organizacionales que:

 

 

Y que los desempeños individuales:

 

 

  

El conocimiento les permite a los RR HH responder sobre el ¿Qué hacer?, la experiencia les da la capacidad de responder al ¿Cómo hacerlo?; sin embargo estos dos aspectos no se aprovecharán a plenitud si el tercer aspecto no entra en juego, la motivación; esta permite responder al ¿Quiere hacerlo?

 

¿Cómo lograremos que los desempeños individuales mejoren?

 

Las empresas muchas veces contratan e incorporan personal analizando solo el costo salarial pero no el costo total de tener un trabajador dentro de la organización. Un trabajador puede tener un bajo salario pero que ocurre con sus niveles de calidad y productividad, que hay de la cantidad material que desperdicia en planta, cuanto produce por hora, cuantos clientes nos hace perder y que tantos empleados se van de la empresa por su carácter agresivo, el espacio que ocupa, los recursos que consume, y qué pasa con lo que se debe gastar en capacitarlo y entrenarlo. Un trabajador puede ser económico en cuánto a lo que mensualmente se le abona, pero muy caro o costoso por los resultados que el mismo genera.

 

Esto no sólo es válido para los empleados administrativos, personal de venta u operarios, también lo es para los funcionarios y directivos por sus desconocimientos, faltas de experiencia e incapacidades para decidir, resolver problemas y dirigir al personal.

 

Los procesos no mejorarán si las personas y el entorno en el que desarrollan sus tareas no son los más adecuados. Los costos se reducirán en la medida que las personas que ejecutan los procesos están preparadas para hacerlo.

 

No basta con que sean buenas personas, ¿De que nos sirve personal “muy bueno” desde el punto de vista humano; si se los capacita, entrena y se les da el material e instrumentos necesarios para hacer bien su tarea y luego realizan la tarea de manera decepcionante?.

 

Que está ocurriendo en esta situación?. Algo simple, el personal es muy bueno humanamente, algo que por cierto es también importante, pero carece de conocimientos y experiencias para la labor asignada, o lo que es peor no posee determinadas condiciones fundamentales en el orden psicofísico que le permiten encarar su labor, o bien a veces carece de la actitud para aplicar los conocimientos.

 

Si no poseen capacidad de concentración de manera constante, si no poseen inclinación por los números, sino toleran las labores repetitivas o monótonas, si sufren de temor al encierro o a las alturas, si carecen de simpatía o gusto por la relaciones, si no son capaces de compartir el conocimiento, por más capacitaciones que se les brinde, no estarán en condiciones de poder realizar con constancia y seguridad actividades productivas y de calidad.

 

Si queremos prevenir falencias que lleven a improductividades y fallas de calidad, lo mejor es prevenir mediante una correcta definición de los perfiles de puestos; esto permitirá una adecuada contratación de personal basada en un proceso eficaz de búsqueda y selección.  

 

Si nuestros procesos de reclutamiento, selección, incorporación y adiestramiento no son de los mejores, no tendremos en los puestos de la organización a las personas más competentes para desempeñar el cargo. Y por tanto los procesos ejecutados serán ineficientes y costosos. 

 

Es indudable la relación directa que existe entre la calidad de los RR HHH y la rentabilidad empresarial. Y lo más importante deberemos seguir reinvirtiendo en los RR HH pues serán ellos los que nos garantizarán la sustentabilidad en el tiempo y los que nos darán la ventaja competitiva. Observe como conclusión:

 

 

 

  

¡Los RR HH son la base para la obtención de la rentabilidad empresarial!

 

¡APOSTEMOS EN ELLOS!

 

Comentarios