Liderazgo laboral efectivo en una empresa productiva

745

Por Gianna Cordano (Perú), Gerente Senior de Capital Humano de Deloitte Perú

La productividad es un tema al que se le presta atención sobre todo cuando se quiere identificar nuevas formas para impulsarla. En el caso de las mineras, su sentido es muy amplio, ya que considera varios elementos que influyen en los resultados de la operación, muchos de los cuales están directamente relacionados al factor humano.

Por esta razón, resulta relevante que las compañías del sector desarrollen estrategias para identificar rápidamente beneficios para los trabajadores, tomar decisiones acertadas con respecto al personal y contar con un equipo de líderes alineados a los valores que desarrollan credibilidad y compromiso, sobre todo circunstancias en que, por la coyuntura, se deben reducir costos.

Entre los beneficios a los que nos referimos, está el ambiente de trabajo con un clima favorable, uno de los factores más valorados por los empleados sin distinguir jerarquías. Atender el tema permite gestionar con efectividad la fuerza del trabajo, controlar el efecto que las condiciones de trabajo y la coyuntura de mercado provocan en la personas, y enfrentar la escasez de mano de obra especializada.

Es un reto retener y motivar al empleado en una minera, pues-al margen de las motivaciones que acompañan a la decisión de laborar en el sector-debe enfrentar la situación de alejarse de su familia y trabajar en lugares remotos, lo que puede conducir a frustración y desánimo. Al definir un programa para atraer y retener talento, es clave identificar y conocer las expectativas del grupo crítico de colaboradores. En función a ello se deben establecer prioridades que complementen la oferta económica. En el último año los salarios mineros aumentaron15%. Los planes de reconocimiento y motivación se verán fortalecidos si son acompañados por estrategias de desarrollo profesional.

Es vital contar con un liderazgo efectivo, para lo cual Deloitte recomienda:

  1. Formar líderes que conozcan sus roles y responsabilidades, sensibilizados con el impacto de sus acciones.
  2. Identificar los segmentos críticos de fuerza de trabajo y prioridades de gestión de talento en la compañía.
  3. Contar con una estrategia definida para gestionar el desempeño laboral.
  4. Contar con estrategias no tradicionales para brindar soporte a la fuerza de trabajo y facilitar su capacidad de respuesta y adaptación.
  5. Diseñar estrategias organizacionales que permitan considerar los diferentes modelos para la toma de decisiones y realizar procesos eficientes.

El líder tiene un rol clave en las prácticas de gestión humana, en el despliegue de la estrategia de comunicación y el fortalecimiento de una cultura de feedback, con fines de desarrollo y coaching que aseguren la identificación con la firma.

 

Artículo publicado en el Diario Gestión

 

Comentarios