Liderazgo creador, Liderazgo por servicio, Liderazgo transformacional, Liderazgo inspiracional…

966

Por Jorge Luis Becker (Brasil), Latam Manager, ILM

A cada día aparece una nueva definición o un nuevo estilo de Liderazgo, el cual es bautizado con un nuevo nombre el cual termina por convertirse en un nuevo producto que será ofrecido como la nueva solución para los problemas de las organizaciones.

Y es natural que eso suceda, al fin y al cabo, somos seres humanos y como tales, tenemos la tendencia de creer o esperar que alguien aparezca con una solución a medida para nuestros desafíos.

Como consultor, con frecuencia escucho la pregunta: ¿Y qué piensas sobre el liderazgo tal o cual?… invariablemente algún nombre imponente, que despierta un sentimiento de vanguardia y osadía… para contestar a tal pregunta, termino investigando el tema y la conclusión es siempre la misma… ¡se trata de Liderazgo!

Y quizá por un poco de piconería, pensé que debo cuñar un nombre (o marca) de liderazgo también; he pensado en: ¡Liderazgo con amor! ¡Me encanta!

¿Pero acaso puede existir Liderazgo verdadero sin amor? Muchos podrían contestar que sí, al fin y al cabo, la historia nos ha presentado a grandes líderes y no todos se han caracterizado por su amabilidad. Entonces la cuestión pasa a ser ¿Y que es Liderazgo? Ingresé al Diccionario de la Real Academia Española y encontré definiciones tan pobres que básicamente hablan de alguien que está por delante… finalmente concluí que la pregunta adecuada es: ¿Qué es liderazgo para ti? Y a partir de esta pregunta puedo dar mi versión de liderazgo, la cual solo existe cuando hay amor.

Un recordado amigo Eduardo Chávez (Q.E.P.D.), me enseñó que ser líder es ser instrumento de triunfo de los demás, una definición que quedó grabada en mi corazón, porque pensar en el triunfo de los demás, implica interesarnos por los demás, que te importe lo que es importante para ellos, implica servirlos, ayudarlos a transformarse y a transformar la realidad en que viven, implica inspirar el deseo de superación, inspirar la creación de algo y alguien nuevo a cada momento… y todo eso solo es posible cuando se ama, naturalmente me refiero al amor ágape, el amor que viene de la decisión de servir y hacer el bien.

Liderazgo con amor: Liderar para el desarrollo continuo de los demás y propio.

Llamémosle cómo queramos, definitivamente nuevos nombres, marcas y definiciones seguirán apareciendo… ¿Qué es lo que debemos tener claro siempre? La medida más efectiva de la capacidad de liderazgo de una persona es el crecimiento que ha proporcionado a aquellos a quien en algún momento ha liderado, empezando por uno mismo. Y tú, ¿cómo vas en este desafío? ¡Seamos líderes!

 

Comentarios