Las tarjetas de presentación siguen de moda

2268

Úrsula Vega – Asesora de Imagen y de Relaciones Públicas

Muchas personas creen que las tarjetas de presentación ya están pasadas de moda, debido a que hoy en día tenemos casi toda la información sobre alguien al alcance de plataformas digitales. 

Sin embargo, estas aún siguen vigentes y son muy útiles sobre todo para hacer networking e intentar atraer nuevos clientes. Una buena tarjeta genera confianza y permite una forma de conexión e identificación más personal con nuestros potenciales stakeholders. 

Sea personal o institucional, es la carta de presentación de un negocio o empresa. Transmite sus conceptos clave, valores e imagen. Funciona como una poderosa herramienta de branding y permite que las personas nos recuerden rápidamente. 

Además, es una herramienta eficaz de bajo costo y alto rendimiento. Hay que invertir para diferenciarse entre los demás: el diseño debe reflejar tu negocio y servicios, así como transmitir tu personalidad de marca. 

Con los avances en la tecnología, podemos incluir un código QR para que, al ser escaneado, se obtenga información valiosa en el propio sitio web, LinkedIn o pueda agregarnos a su agenda de contactos con solo un click. 

Cabe mencionar que las tarjetas de presentación no van a hacernos exitosos networkers. Son simplemente una extensión de lo que debemos hacer bien: generar vínculos y demostrar que somos profesionales. 

Es preferible entregar pocas tarjetas a contactos beneficios para su negocio y no a cualquiera con quien tuvo una conversación. No se trata de coleccionar, sino de crear una red que nos genere oportunidades y posicionar nuestra imagen. 

Fuente: Gestión

Comentarios