La importancia del equilibrio familia-trabajo

1479

Por Karin Patricia Ramírez Figueroa – CEO del Centro de Política Familiar

En Perú, el 33 % de los habitantes desea dedicar más tiempo a la familia contra el 23% que desea un buen empleo / ascenso. Dichos porcentajes fueron recogidos luego de una batería de preguntas realizada a los adultos peruanos entre 21 a 60 años en el área urbana, lo que nos lleva a concluir que, para ellos, el éxito está compuesto por las siguientes variables:

Tener una familia 20%
Solvencia económica 17%
Buen trabajo 14%
Casa Propia 12%
Negocio Propio 11%

Fuente: Ipsos Perú

Cabe indicar que el concepto de éxito varía de generación en generación; y, como quiera que las empresas albergan diferentes generaciones para el desarrollo de sus actividades, resulta necesario mencionar que, de 7 831 000 hogares peruanos, la generación x es la que predomina siendo jefes de hogar ya que cuenta con el 46 % (esto es 3 555 000 hogares peruanos cuyos jefes de hogar cuentan entre 36 a 56 años).

Fuente: Ipsos Perú

Considerando las brechas generacionales existentes entre los trabajadores de las empresas, los líderes de cada organización deberían conocer los tipos de beneficios e incentivos que satisfagan y convengan a sus colaboradores de acuerdo con los perfiles de cada uno de ellos.

Millennials, la fuerza laboral del futuro

Hay que tomar en cuenta que pronto serán los millennials quienes sean la generación predominante en las empresas y, ellos buscan empresas humanas, vale decir organizaciones que transmitan confianza además de un paquete salarial a su medida (cheques de comida, cheque guardería, tarjeta transporte, etc) así como que las empresas brinden un balance entre el trabajo y la familia como puede ser el teletrabajo.

Los millennials prefieren trabajar en empresas donde más allá de que se preste un servicio o se venda un producto determinado, la responsabilidad social corporativa sea un aspecto por el que se destaca la empresa.

Actualmente, resulta todo un reto lograr que las empresas lideradas por baby bommers o inclusive por algunas de la generación X que consideran como factor de éxito, pasar mayor tiempo en el centro de trabajo, sigan fomentando sin darse cuenta la discriminación de género.

Vale decir que la empresa al no fomentar el equilibrio que debe tener todo trabajador entre su vida laboral y su vida familiar está contribuyendo, sin querer, a continuar con esos prejuicios sociales de que la familia es un tema estrictamente femenino (pues relacionan a la maternidad con la familia, sin tener en cuenta que la familia es una corresponsabilidad de derechos entre los miembros que la conforman).

Por lo tanto no brindan el acceso igualitario que debe haber entre hombres y mujeres a las oportunidades de desarrollo dentro de la empresa.  

Agenda gubernamental

El liderazgo de las empresas para fomentar el equilibrio familia-trabajo empieza en la agenda gubernamental, la cual está enfocada en promover los objetivos de desarrollo sostenible (en adelante ODS) 2030, como es el caso del ODS 5 relativo a la igualdad de género, debido a que los feminicidios en Perú han ido en aumento, ocurriendo muchos de ellos por parejas o familiares.

También se promueve el ODS 8 relativo al trabajo decente y crecimiento económico que busca proteger los derechos laborales promoviendo un entorno de trabajo seguro y sin riesgos para todos los trabajadores.

Si bien el Estado peruano en los últimos años cuenta con una certificación “Empresa Segura” para las empresas del sector privado y público que cuenten con programas de prevención de la discriminación y violencia contra las mujeres.

Aún falta mucho por cambiar el chip de los empleadores y trabajadores en lo referido al equilibrio laboral-familiar, y sobre todo en el desarrollo humano, así como de los valores en el capital humano de las empresas y organizaciones.

Recomendaciones

Finalmente, la generación millennials será mayoría y ello implicará desde ya trabajar en una vida con propósito, esto quiere decir que las empresas deben mostrar un rostro humano y trabajar en permanente concordancia con sus principios de responsabilidad social (Comunidad, Relaciones Laborales, Ética, Calidad, etc).

Así como con sus valores corporativos (Integridad, Respeto, Seguridad, Excelencia en el Servicio, Innovación, Trabajo en Equipo, etc) y fortalecer los programas, proyectos e iniciativas en un marco multidisciplinario (Fisio-Psicológico, Social-Familiar y Legal).

A la fecha, en Perú destacan empresas en el rubro de seguridad, financiero, farmacéutico que tienen programas en los cuales se trabaja la salud mental de los empleados, stress, crianza de hijos, estilos de vida saludables, campañas de fidelización orientadas a la familia de los trabajadores, etc.

Comentarios