La importancia de comunicarnos con “dignidad”

241

Por Rocío Arbulu, socia líder de Cultura y Comunicación de la Consultora Dench

Hace unas semanas, tuve la oportunidad de llevar el curso “Lessons from the Magic Shop” del Centro de Compasión y Altruismo de la Universidad de Stanford, basado en el libro del neurocirujano y profesor James R. Doty, un espacio maravilloso donde este científico académico nos habla, entre otros conceptos, de la importancia de crear conexiones verdaderas con las personas que nos rodean y de cómo el cerebro y el corazón están más unidos de lo que pensamos. Una de las cosas que más me llamó la atención de este curso fue el “alfabeto de la compasión”, en donde aborda el tema de la “Dignidad”; es decir, la importancia de tratar con respeto a las otras personas, sin creernos superiores a nadie y poniendo en valor aquello que aportan a nuestras vidas.

Hago ésta extendida introducción porque he pensado mucho en lo que engloba el término “dignidad” los últimos días y en cuánto podría ayudarnos en nuestras interacciones tanto profesionales como personales.

Desde hace varias semanas, se siguen viendo innumerables discusiones entre peruanos a causa de la coyuntura política. Hemos pasado de expresar nuestras opiniones a tener la “espada desenvainada” y estar listos para atacar con todos los adjetivos posibles a quienes no comparten nuestras creencias o ideales, sin darnos cuenta de que nos estamos desuniendo como país en vez de beneficiarnos de alguna manera. Nuestras pasiones e impulsividad nos llevan a olvidar muchas veces el poder que tiene el lenguaje creando mundos emocionales: con una palabra puedes crear un puente o destruir cualquier sendero.

Quienes lideramos equipos tenemos en este momento un rol clave del que debemos hacernos cargo. Está en nosotros fomentar una comunicación fluida, efectiva y sincera. Escuchar con la misma atención e interés todas las opiniones, motivando a que nuestros colaboradores vivan el valor del RESPETO como uno que es NO negociable.

Por otro lado, también debemos enfocarnos en lo que decimos y cómo lo decimos. Muchas veces tenemos personas a nuestro alrededor que piensan distinto (que no se atreven a expresarlo) y pueden ofenderse al escuchar a su líder hablando despectivamente de aquello en lo que creen o consideran importante para ellos. Por eso hay que tener siempre nuestras opiniones claras, propias e informadas, y cuidar la manera en que las hacemos llegar, sin creer que tenemos la verdad absoluta. Como decía mi abuela: “en este mundo real, nada es verdad ni es mentira… todo dependerá del cristal con el que se mira”.

No olvidemos nunca que un buen lugar de trabajo es aquel que cuida la dignidad de cada uno de sus integrantes. El respeto entre ellos no solo crea un ambiente seguro y cordial, sino que nos hace mejores personas, personas capaces de aceptar cualquier limitación ajena, que evitan ofensas o ironías y que no dejan que la violencia o el abuso se conviertan en un medio para imponer criterios.


Sobre la autora:

Rocío Arbulú
Socia líder de Cultura y Comunicación en Dench Consulting, desde donde acompaña organizaciones de Perú y Latinoamérica. Es de profesión Comunicadora Organizacional, con post grado en Marketing Estratégico y coach Ejecutivo. Más de 20 años de experiencia en Comunicación y branding, 13 de ellos en Europa con sede en Bélgica, Holanda, Reino Unido, Alemania, Italia, España, entre otros.
En el Perú lideró la comunicación interna y cultura corporativa del Banco de Crédito BCP y de HSBC Bank Perú. Experiencias como cliente y consultor en transformación y comunicación. Es vicepresidenta de la Asociación Peruana de Comunicación Interna y fue presidenta del Comité de Comunicación Interna de AmCham (2016-2018). Ponente en conferencias en Perú, México, Ecuador y Estados Unidos. Mamá de Tiago y Pablo. Runner de corazón y en sus tiempos libres lo dedica enteramente a su familia y a su huerto urbano.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios