La gestión del talento como factor clave en la desaceleración económica

1084

Por Checira Durand Gambetta (Perú), Gerente General, M&M Soluciones y Estrategias en Capital Humano

La desaceleración económica que está enfrentando nuestro país, nos lleva a replantear los planes estratégicos y la gestión de talento que tienen nuestras organizaciones. Existen diferentes estrategias a implementar para superar esta situación, que van desde temas técnicos, mejor manejo de los recursos, postergación de planes de expansión, desarrollo de nuevos productos hasta la reestructuración de la empresa. Cada empresa elige la mejor estrategia en función de sus características, valores y cultura; éstas influenciarán a su talento humano, en algunos casos se desaprovecharán sus capacidades y en otros se abrirán a nuevas oportunidades de mejora.

Nosotros consideramos que es necesario desarrollar estrategias integradas y articuladas que aborden dos dimensiones: la organizacional y la individual. En ambos casos, el proceso se inicia por conocerse e identificar cómo se vienen cumpliendo los objetivos, cuales son nuestros valores y cultura, qué estaríamos dispuestos a cambiar. De esta forma podremos gestionar mayor innovación y sostenibilidad para responder a un nuevo escenario de cambios.

Con respecto a la dimensión individual, a través de la evaluación de competencias, el desempeño y el potencial de desarrollo podemos ajustar perfiles y funciones, al descubrir y aprovechar todo el potencial de los colaboradores. De ser necesario la incorporación de un colaborador, que esta genere valor, responda y se ajuste a un perfil dinámico y flexible que encaje con la cultura y valores de la empresa. Estos se podrán predecir a través de entrevistas por competencias, evaluaciones, herramientas asertivas como los casos de assessment y otras experiencias que demostrarán la incorporación efectiva al nuevo grupo de trabajo.

Los actuales retos de la situación en nuestro país nos exigen el desarrollo de nuevas competencias tales como la resiliencia, el emprendimiento, la innovación y un estilo de liderazgo adaptativo. El reto de los líderes es alinearse y generar sinergia para caminar juntos y aprovechar la oportunidad crecimiento para salir fortalecidos.

En época de crisis seamos más retadores, hagamos más sinergias y escuchemos más. Cabe resaltar que además hoy tenemos cuatro generaciones que conviven en los ambientes de trabajo y han desarrollado diferentes competencias y perspectivas, las cuales pueden generar innovación.

El trazar un camino en equipo es un gran desafío para las áreas de recursos humanos. Este tiene un alto valor hoy en la organización, no solo porque gestiona un valor clave para la competitividad en las organizaciones, sino porque debe administrar el talento en una época con cambios socioculturales y económicos más acelerados y difusos que en otros años.

Para gestionar todo lo anterior y sumado a este contexto global, es necesario concebir que cada empresa es un caso único y específico. Esta pide servicios personalizados y socios estratégicos en capital humano para fortalecer la gestión de la empresa de manera integral que sea capaz de acompañar a las empresas a dar el siguiente paso evolutivo.

Comentarios