La diversidad cultural: Factor de oportunidad en las empresas

3085

Por Giancarlo Ameghino – Gerente de gestión y desarrollo humano del Grupo Crosland

Hoy en día la diversidad cultural es cada vez más frecuente en las empresas que operan en nuestro país. El Perú se ha vuelto atractivo para las inversiones extranjeras y para muchas transnacionales cuya expansión ha posibilitado el nacimiento de equipos de trabajo particulares. A la diversidad cultural peruana, se ha sumado la presencia de especialistas y profesionales extranjeros, reconfigurando las culturas internas de las organizaciones. ¿Es ese panorama una oportunidad para la gestión empresarial? ¿cómo debemos manejar la diversidad cultural en nuestra empresa de manera que esta aporte positivamente?

Giancarlo-Ameghino-

La gestión de personas de diversas culturas puede presentar complejidades que escapan a lo normal. Por ejemplo,  el sentido de urgencia y la forma de coordinar son diferentes en las personas de país de procedencia distinta. En su idiosincrasia y forma de ver el mundo, las personas defienden su posición y esta situación hace la gestión tome más tiempo en su definición e implementación de acciones. Cada grupo socio-cultural se toma su tiempo en digerir si lo que la otra parte plantea es lo más idóneo.

Para evitar o reducir estas situaciones es importante establecer procesos claros y los canales de comunicación adecuados, a fin que cuando se de alguna coordinación todos sigan los mismos procedimientos y estándares. Tan importante como ello, es  mantener un contacto frecuente con sus colegas o jefes de área.

Cuando estamos frente a una empresa local, que incorpora personal de otros países, es importante generar reuniones de integración frecuentes, a fin que intercambien experiencias y conozcan un poco más de la personalidad de sus compañeros, como un proceso de aprendizaje mutuo.

Es conveniente que el área de gestión del talento programe capacitaciones para los jefes de área, de modo que aprendan a relacionarse y gestionar de mejor forma su grupo humano, que ya posee diversas creencias y su sensibilidad varía.  Es estratégico para evitar un maltrato o que se genere un ambiente incómodo para los trabajadores.

Tener una variedad cultural en una entidad puede generar muchos beneficios  ya que se tienen mayores perspectivas para plantear estrategias o solucionar un problema. Existe una amplitud de visiones y experiencias, quizá más útiles para las empresas en crecimiento y expansión. Asimismo, puede convertirse en un elemento de retención ya que al personal se le hace más interesante el día a día, al tratar y aprender diferentes maneras de enfocar y ver los problemas y situaciones. Es de cuidar que estén bien canalizadas estas interacciones, en caso se exacerbe el nivel de conflicto por defender una idea, planteamiento o proyecto.

La diversidad cultural debe dejarse de ver como un tema superficial y se debe orientar los esfuerzos de la Gestión del Talento para fortalecer la unión y armonía de los diversos grupos socio-culturales, de modo que este factor se  convierta en una ventaja para el crecimiento de la empresa. Pese a las diferencias, estamos frente a personas que no cambian llamadas a crecer y trascender en las organizaciones.

Comentarios