La conquista del talento

703

Por Gianna Cordano, Deloitte, Manager Human Capital Services

El área de capital humano tiene hoy un rol estratégico y es cada vez más valorada por la alta dirección dada la importancia de apostar por el  talento como condición para alcanzar los objetivos de la  organización. Convencidos de que el talento humano constituye hoy un activo escaso y muy disputado, los ejecutivos de Recursos Humanos están evidenciando una fuerte preocupación por estructurar acciones y herramientas capaces de responder al desafío de atraer, retener y desarrollar a los mejores profesionales. Cuanto más escaso es el talento más refinada tiene q ser la estrategia para gestionarlo.

 

Al establecer que la atracción y retención  de talentos son justamente dos de sus mayores preocupaciones actuales, los líderes de Recursos Humanos requieren ampliar la inversión justamente en las iniciativas de  contratación, desarrollo y orientación de profesionales. Las acciones que deben recibir más inversión son  aquellas que incluyen reclutamiento de profesionales especializados, implementación de cambios en los sistemas de remuneración, planes de carrera, comunicación interna, fortalecimiento de la cultura organizacional y principalmente aprendizaje y desarrollo de personas.

 

 

Según los estudios realizados por Deloitte, los factores más críticos en la  gestión de las personas, tales como: la necesidad de atraer y  retener talentos, el desarrollo de   competencias de nuevos profesionales, la diversidad global, la necesidad de equilibrar  trabajo y vida personal, representan un impacto directo en los negocios de las empresas.

 

Es interesante también notar que la sensibilidad que las empresas manifiestan a estos impactos las está llevando a evidenciar una mayor preocupación por modificar su cultura siempre que eso sea necesario para mejorar la capacidad de atraer y gestionar talentos.

 

En respuesta a esta necesidad actual Deloitte, una de las mayores organizaciones del mundo en prestación de servicios profesionales, ha sistematizado un modelo de gestión de talentos que contempla las necesidades actuales de las organizaciones.

 

Nuestro modelo de Gestión de Talento tiene como base la integración de tres acciones fundamentales que actúan para el fortalecimiento de las competencias, del compromiso y del alineamiento de los profesionales. Su objetivo es crear mecanismos para la constante mejora del desempeño de toda la organización. Estas acciones son:

 

        Desarrollar: apoyar a los profesionales en la adquisición de las competencias necesarias y favorecer su crecimiento en la empresa, teniendo en cuenta que la capacitación es apenas una pequeña parte de ese proceso.

         Potenciar: apoyar a los profesionales a encontrar espacio adecuado para el desarrollo de todo su potencial y propiciar las mismas experiencias que les permitan liberar su esencia personal.

         Conectar: facilitar la conexión del profesional con otras personas clave en la realización de su trabajo, lo que implica mantener foco en la manera en la cual los individuos interactúan y colaboran en la empresa.

 

 

Comentarios