Inversión en Capacitación

707

Por Patricia Canossa (Argentina), Directora de Forum Executive Informacion y RedQuorum Capacitación Corporativa

Uno de los factores comunes para que una actividad educativa sea “eficaz”, es no saltearse la primera etapa, que sin lugar a dudas, es la más difícil de ejecutar en las organizaciones, ya sea por escasos o nulos recursos, por priorizar lo urgente sobre lo importante, sobre razones intrínsecas a la cultura organizacional, entre otros.

La investigación sobre necesidades sirve para identificar los requerimientos de conocimiento (y recurso humano) para que sean priorizadas no en base de lo que cuestan sino de acuerdo al valor agregado que tengan para la organización.

El diagnóstico debe determinar el quién, qué, cuándo, dónde y cómo la capacitación puede ser empleada de la mejor forma, de manera que maximice la inversión en esta área.

Un adecuado diagnóstico de necesidades de capacitación es el punto de partida, desde donde la organización determina si la capacitación es requerida para el personal de acuerdo a sus puestos de trabajo, o bien como medio para alcanzar las metas en función de su plan estratégico de corto, mediano y largo plazo.

Una organización como la nuestra, trabaja constantemente en la detección de necesidades comunes por área funcional, con el fin de realizar programas con contenidos para el desarrollo de los profesionales que son capacitados por las empresas.

Monitoreamos el efecto de un determinado tema transversalmente en varias empresas y al detectar problemáticas de gestión comunes, desarrollamos un programa con herramientas y mejores prácticas de gestión. Si reflexionamos sobre la “eficacia”, en un programa de este tipo es donde quien participa podrá evaluar que conocimiento le falta o si está por encima de la media.

¿Cómo juega el responsable de Capacitación en todo esto?

El responsable de capacitación de la empresa tiene la enorme responsabilidad de atender no sólo la parte operativa sino de trabajar estrechamente con los ejecutivos en un equipo de trabajo multidisciplinario, que tome como punto de partida el perfil óptimo de desempeño de los trabajadores, de acuerdo con su área de trabajo o sus funciones específicas.

En el caso de programas de actualización como las conferencias y congresos, la responsabilidad de capacitación es comprometer a quien participa, para que comparta la información adquirida o aplique los nuevos conocimientos en su tarea. Si esto se logra, el presupuesto empleado en este tipo de capacitaciones se convierte en inversión.

 

Comentarios