Informalidad e injusticia laboral en el Perú

1317

Por Ernesto Núñez del Prado Ruiz de Somocurcio (Perú), Director Gerente de IGS Consultores, Director de ABE – Asociación de Buenos Empleadores

A pesar del importante crecimiento que tenemos en los últimos años, en el país hay una vergonzosa informalidad e injusticia laboral, de la cual poco se habla. 

Aproximadamente sólo un 30% de la PEA (población económicamente activa) está en planillas de empresas privadas y de empresas y organismos del estado, lo que significa que más del 70% de la PEA  está desprotegida.

Menos del 20% de la PEA que está en planillas de empresas privadas, con contratos a plazo fijo o a plazo indefinido, son ciudadanos privilegiados que reciben: seguro médico; 2 sueldos de gratificación; más de un sueldo de CTS (compensación por tiempo de servicio); 30 días de vacaciones; reparto de utilidades (cuando corresponde); seguro de vida ley (obligatorio a partir del cuarto año); indemnización por despido arbitrario; 90 días de descanso por maternidad; y 3 días por paternidad. En total trabajan 11 meses y reciben más de 15 sueldos a año.

Considerando que la desocupación en el Perú es de aproximadamente 6%, significa que el 64% de la PEA está trabajando sin recibir ningún beneficio. Lo hacen cobrando con recibos por honorarios o informalmente por otros medios.

La diferencia, entre los trabajadores en planillas y los que no lo están, es inaceptable y ofensivo. Además, como si esto fuera poco, el sindicalismo y algunos políticos buscan aumentar los beneficios de sólo los que están en las planillas con una nueva ley general del trabajo, ignorando a la gran mayoría. Peor aun, cuando se argumenta que eliminar permanentemente el descuento a las gratificaciones (2 al año) es en beneficio de los trabajadores, pero no se dice que sólo beneficia a menos del 20% de los trabajadores.

Si a esta insólita situación se agrega que muchas empresas consideradas “formales” (porque emiten facturas), no pagan puntualmente a sus trabajadores, y/o incumplen con aportar al seguro médico, y lo que es peor, no depositan en las AFPs u ONP el dinero descontado a ellos, concluimos que la informalidad laboral supera largamente las cifras mencionadas.

En el Perú es visto como una “fortaleza de la empresa” el pagar puntualmente los sueldos y beneficios a sus trabajadores… qué vergüenza!! No es el tipo de país donde quisiéramos vivir.

La informalidad empresarial es una forma de competencia desleal que perjudica a las empresas verdaderamente formales, mientras que la informalidad laboral es un abuso de los empleadores que perjudica directamente a los trabajadores.

A muchas empresas sólo les preocupa lo que les cobra su proveedor, sin importarles cómo tratan a su personal ni tener en cuenta sus prácticas laborales. Se olvidan que la creación de valor en una empresa depende de sus trabajadores…  y de los trabajadores de sus proveedores.

Es altamente probable que muchas empresas tengan proveedores laboralmente informales.

Necesitamos despertar conciencias para iniciar una cruzada por la formalización laboral en el país. El Perú necesita contar con más empresas formales que respeten a su personal, comprometidas con la erradicación de la informalidad laboral… comenzando por sus proveedores.

Parafraseando a Martin Luther King, digo que tengo un sueño…“sueño con un Perú próspero donde hay más igualdad de oportunidades y trato, donde la autoestima de la población está por lo alto porque es y se siente capaz, donde tenemos empresas formales cumpliendo y haciendo cumplir las normas; bancos y financieras condicionando préstamos al buen trato y respeto a los trabajadores; así como, consumidores dispuestos a comprar sólo productos de empresas que respetan a su personal”.

Necesitamos empresarios y ejecutivos, que sientan que la injusticia laboral que se vive hoy en el Perú hay que erradicarla…

¡¡Unámonos en esta cruzada!!

 

Comentarios:

 

#1 08:22:54 | 2014-03-21, Publicado por: Abraham Montoya

 

Muy buen informe, creo solemnemente que muchos buenos empresarios y empleadores se unirán a esta cruzada que solo busca acabar con el abuso laboral, aquellos que no, solo son indiferentes o son los mismos abusivos que no quieren que esto lo sepa más gente.
Felicitaciones por la buena iniciativa, estoy para apoyar en lo que pueda.


Comentarios