GOBERNANZA con MENTE DE GESTION DE PERSONAS: Estar alineados con la Estrategia y Políticas de Recursos Humanos para conseguir los resultados acordados y esperados

1249

Por Javier Rojas (Perú), Director de Actitud Talento y Optimismo, actitudperu.com

Empiezo  citando una frase que me llamo mucho la atención y es de Kenichi Ohmae, quien es una de las mayores eminencias en Estrategia Corporativa, el cual nos dice que:

“Una Organización es la sombra de quien la dirige”

Esto nos da a conocer que el máximo Director de una Organización debería de dirigir con mente de Gestor de Personas, para poder conseguir los resultados deseados, acordados y esperados y que estos estén alineados con la estrategia de la empresa y de sus planes de negocio.

“Tanto el CEO como el Director de RRHH deben de estar convencidos que tienen que haber una GOBERNANZA con MENTE DE GESTION DE PERSONAS”.Tiene que existir una química pura entre ambos para poder establecer un vínculo muy estrecho donde prime la confianza, compromiso, responsabilidad y credibilidad en todas las acciones, objetivos y resultados que espera la Organización.

También es importante que asuma el liderazgo y se convierta en socio estratégico de los demás Directores de División de las diferentes áreas, para así poder lograr una mayor interacción y ejecución con ellas.

Y definitivamente su participación en los comités de Directorio es importantísima para poder dirigir, guiar, establecer y crear acuerdo de excelencia con todos los miembros del Directorio y poder convencerlos que a través de una buen desempeño e indicadores se pueden lograr los resultados acordados y esperados.

La planificación estratégica es el inicio de una serie de acciones y actividades concadenadas que nos conducirán a un objetivo deseado o futuro, el cual sumado a otros factores nos darán el resultado esperado a través de la implementación y cumplimiento de diversas políticas en una Organización.

También es importante recalcar que sin una buena planificación estratégica, ninguna política nos dará el resultado que esperamos.

Las estrategias y las políticas de Recursos Humanos impactan en los resultados de negocio de la empresa y para que esta sea positiva deberá de reunir las siguientes variables:

  • Que tenga coherencia con el entorno externo.
     
  • Que tenga coherencia con la situación interna de la empresa.
     
  • Que tenga coherencia con la estrategia del negocio.
     
  • Consistencia interna de las políticas de recursos humanos.
     
  • Gestión adecuada de la implantación del sistema.
     
  • Rol estratégico del departamento de personal.
     
  • Competencias necesarias de los profesionales del departamento de recursos humanos
     
  • Seguimiento, adaptación y mejora continua del sistema.

Así mismo cabe resaltar que todas estas variables deberán de estar acompañado por un sistema de autogestión que fomente el respeto, la exigencia, la eficacia y la autorrealización de la persona.

Un sistema de autogestión en las personas facilitan los siguientes elementos:

  • Que las personas sepan claramente cuáles son sus objetivos, siendo estos retadores y lo que se espera de ellos.
     
  • Que dispongan de los recursos necesarios para lograr los objetivos.
     
  • Que gocen de un grado de autonomía diferente para cada persona o situación para poder decidir o participar en aspectos relativos a su trabajo.

Les puedo comentar que en la experiencia que  me tocó vivir como consultor en la implementación de un programa de cambio cultural, cuando me reuní antes de empezar el proyecto con el directivo de esa compañía, le hice la siguiente pregunta:

¿Cómo veía el comportamiento de sus colaboradores en su organización, si estos se alineaban a la misión, visión y valores de su compañía, si estaban consiguiendo los resultados esperados y a costa de qué?

Con esto quiero que sepan que las políticas de Recursos Humanos están diseñadas para modificar el comportamiento de las personas, pero a veces no todas las políticas nos traen los resultados que esperamos si el Presidente, los Directores y los principales ejecutivos de una compañía no logran alinear la estrategia de su negocio con las Estrategias y Políticas de Recursos Humanos.

En conclusión, una estrategia de recursos humanos debería de ir alineada a una política coherente y bien estructurada, donde el capital humano sea el principal protagonista.

Y termino citando una frase de Einstein: “Locura es hacer siempre lo mismo y esperar que las cosas cambien”.

 

 

Comentarios