Gestión por competencias: Herramientas para guiar a la empresa

1763

Por José Salina Razo, (Perú), Socio Director Noval Consulting

Durante los últimos años, hemos podido observar la alta efervescencia que han tenido las sesiones de coaching o talleres de liderazgo (o de otro tipo), debido a que se consideran por sí solos como soluciones ante las problemáticas específicas de la empresa.

gestionporcompetenciarart

Si bien el efecto de estas actividades siempre es positivo, ya que orientan a quien las toma acerca de cómo actuar en su día a día, y aportan herramientas de gestión importantes, siempre es conveniente ligar estas actividades a resultados específicos en la gestión de la persona que puedan ser observables a través de conductas deseadas definidas.

Es en este punto en donde entra la gestión por competencias, para la cual hay que ejecutar los siguientes pasos:

1.- Definir las competencias comunes que todo el personal debe tener, independientemente de que las conductas asociadas por cada puesto sean distintas.

2.- Definir competencias específicas que cada puesto debe tener con sus conductas específicas asociadas.

3.- Evaluar las competencias actuales del personal de acuerdo a las conductas definidas e identificar las brechas. Con esto, sabremos qué tipos de competencia es necesario reforzar.

4.- Impartir al personal las sesiones de coaching o talleres específicos de acuerdo a las competencias en las que tiene falencias.

5.- Evaluar sistemáticamente el cumplimiento a las conductas.

Si bien este método es sencillo, aumenta la eficacia de los programas de desarrollo humano de manera importante al establecer pautas de comportamiento detalladas y permite aterrizar las expectativas que se tienen no solo de sus resultados, sino de cómo los debe alcanzar.

Si bien la gestión vía procesos e indicadores nos permite normar nuestra operación y permite concentrarnos en el 80/20, la gestión por competencias permite alinear a la estrategia de la empresa el resto de los escenarios o situaciones en los que los procedimientos no llegan, ya que se enfoca en las propias  conductas del personal  que en el tiempo se convierten en hábitos y constituirán parte de la cultura organizacional

Comentarios