Gestión del Conocimiento: ¿Estamos preparados para un cambio de modelo gestión?

903

Por Lic. Alcides Zenteno Chamber (Perú) , Socio principal y director de MBS Consulting

La gestión del conocimiento constituye uno de los paradigmas de gestión más preciados y también más complejos de llevarlo a la práctica por las organizaciones que buscan estar a la vanguardia en su sector, sobre todo en un entorno tan dinámico como el que vivimos, donde predomina: ciclos cortos de productos, velocidad de los cambios, acceso a la información, innovación de nuevos productos y servicios, desregulación , flexibilización laboral, sin embargo como todo paradigma de gestión; ¿esta probada su aplicación?, ¿Se puede aplicar a todo tipos de organizaciones?; ¿Qué necesitamos para implementarla en nuestra organización?, en este artículo se contribuye a aclarar estas interrogantes. 

¿Qué es la gestión del conocimiento?

Una definición dada por Quinn (Quinn, J.B.-1992) denomina el conocimiento como intelecto profesional, en las organizaciones; La gestión corresponde precisamente al conjunto de procesos y sistemas que permiten que el capital intelectual de una organización aumente de forma significativa, mediante la gestión de sus capacidades para resolver problemas de forma eficiente para crear ventajas competitivas a través del tiempo. 

El conocimiento tiene respuestas a las preguntas: ¿saber qué? ¿saber cómo? ¿saber por qué? Y también la creatividad auto motivada. Es una filosofía de gestión que prima el valor del aprendizaje y mejoras permanentes en la organización, mientras que el conocimiento organizativo es la capacidad de las personas para saber inventar y manejar información para producir resultados o generar valor. 

Aprendizaje permanente

Las organizaciones siempre han estado inmersas en proceso de aprendizaje en tiempos pasados, esto es algo natural, sin embargo el problema se presenta con la velocidad del cambio y la reacción de las organizaciones. La gestión del conocimiento no es una obra acabada. Las organizaciones constantemente se reinventan en la era del conocimiento. La clave es aprender a desaprender lo aprendido. El aprendizaje organizacional (Algo que han aprendido muy bien los asiáticos) consiste simplemente en aprender una nueva forma de trabajar. 

Dependencia vs. auto gestión

Este es el dilema, en la actualidad, muchas empresas se basan en el modelo de gestión tradicional, apoyado en conceptos tradicionales como la jerarquía y la dependencia, adoptar la filosofía de la gestión del conocimiento significa abandonar el modelo de jerarquía o dependencia, por uno de autogestión.

Toda persona en el modelo organizativo imperante, depende y trabaja para un superior, la persona depende de “alguien arriba”, y tiene personas que “dependen de él o ella”, por debajo, mientras persista este principio de “dependencia” no se puede implantar la filosofía de la gestión del conocimiento.

Hay dos factores que distinguen la gestión del conocimiento:

  • La Velocidad; Que la información circule rápidamente, con apoyo de la tecnología de información
  • La Innovación; Que haya capacidad creativa e innovación de recursos humanos

Para que esto sea posible, los directivos de las organizaciones tienen que saber crear un entorno “clima laboral” favorable y “estilo de gobierno” apropiado para que los profesionales desarrollen sus habilidades, iniciativas y creatividades para capturar información, manejarla, procesarla, distribuirla por toda la organización, el asunto es que la gente entienda ¿para qué tiene la información y sepa qué hacer con ella?.

En la actualidad, la razón porque las organizaciones pierden competitividad en sus respectivos mercados, no es porque tengan malos productos o servicios, es simplemente porque son muy lentas para reaccionar, no podemos reaccionar rápido o anticiparnos al cambio, si las personas no saben manejar información, es necesario preparar a las personas para el manejo de la información.

La nueva corriente de profesionales que ingresa al mercado laboral son muy versátiles, desean hacer las cosas más libremente, detestan las jerarquías, Hay que ir desterrando los viejos conceptos de “propiedad” y “poder” en las organizaciones, que son propias de una estructura legalista, en definitiva la estructura legal y sus repercusiones, condiciona el desarrollo del conocimiento en las organizaciones y si falta este desarrollo, las consecuencias son claras; tendremos empresas cada vez más vulnerables.

Las empresas que adoptan la filosofía de la gestión del conocimiento, cambian su modo de actuar, de organización tradicional basado en la jerarquía del poder a “multiequipos”, aquí se produce una revolución en el modelo de gestión, donde el directivo deja de ser “el que manda” y pasa a ser “arquitecto de entornos”, un creador de ambientes, donde su principal responsabilidad, es conseguir la identificación del grupo con su actividad.

Si queremos avanzar como lo hacen las organizaciones inteligentes que continuamente andan reinventándose, necesitamos avanzar hacia organizaciones libres, formadas por personas libres.

Componentes de la gestión del conocimiento

Par que la gestión del conocimiento tenga resultados efectivos en una organización necesita fortalecerse en cuatro aspectos principales: 

  • Capital estructural: Procesos eficientes y competitivos alineados a la estrategia del negocio, únicos y diferenciales,
  • Plataforma tecnológica: Incrementar velocidad en el proceso de información
  • Formación y capacitación: Aprender a usar la información
  • Mentalización : La gente tiene que aprender a compartir información

¿Cuánto cuesta la gestión del conocimiento?

Tan igual como sucede con cualquier proyecto, requiere hacer un cálculo de beneficios y costos; Implantarlo no es cara, si analizamos comparativamente los beneficios obtenidos ¿Cuál es el costo de la ignorancia, o de errores cometidos?, ¿Cuánto le cuesta a una organización que sus empleados no sepan contestar preguntas del clientes de forma rápida y eficaz?, ¿Qué costo tiene la toma decisiones basado en conocimientos defectuosos?

La gestión del conocimiento demanda inversión en una organización:

  • ¿Cuánto invierte en desarrollo de liderazgo?
  • ¿Cuánto invierte en desarrollo de talentos?
  • ¿Cuánto invierte en capacitación?
  • ¿Cuánto invierte en innovación?
  • ¿Cuánto invierte desarrollo de capital estructural?
  • ¿Cuánto invierte en desarrollo de nuevos clientes?

En conclusión:

La gestión del conocimiento es una filosofía de gestión basada en la participación de las personas en el proceso de toma de decisiones, en la creación de un capital intelectual que se llama información, que hay que aprender a usarla y distribuirla por toda la organización, y un afán de aprendizaje permanente en la organización para lo cual es necesario romper viejos esquemas tradicionales de liderazgo y de estructuras organizacionales. ¡Todo un reto! 

 

 

Comentarios