Gestión de personas: Estrategias para retener talento en las empresas

1079

Por Diego Castro – Gerente General de Edenred

Una de las funciones de los responsables de gestión de personas es diseñar y aplicar las estrategias que conseguirán retener el talento en la empresa. Muchas veces esto puede ser un desafío sino se implementan iniciativas que permitan disminuir  o enfrentar de manera exitosa este problema.

Si bien no existen datos exactos del índice de rotación laboral, los sectores con mayor tasa de cambio suelen ser del rubro industrial y de servicios, como las compañías de call center. Es por ello importante que si las empresas deciden emprender una estrategia de retención, es necesario ver las cosas desde el punto de vista del equipo.

Aunque todos los empleados son diferentes y cada uno tiene deseos y objetivos únicos, hay algunos aspectos en los que coinciden, como la satisfacción al recibir un salario competitivo o paquetes de beneficios interesantes, como, por ejemplo, gasto en alimentos costeado por el empleador.

Los trabajadores quieren sentir que son apreciados por su empleador y tratados de manera justa, buscan una actividad desafiante y que les motive. Son aspectos que quien se ocupa de la gestión de personas en el negocio debe tener en cuenta, abordando todos ellos dentro del programa de retención de empleados. Un plan que comienza ya desde la etapa de reclutamiento, donde la descripción de puesto de trabajo en la oferta será fiel a la realidad; y que continúa siendo eficaz desde el primer día de trabajo del nuevo empleado.

Las claves para la gestión de personas y retención de talento

Mejorar la retención de empleados en la organización y aumentar la satisfacción de la plantilla son prioridades de la gestión de personas. En un momento en que la brecha de talento hace que aumente la incertidumbre acerca del futuro de muchas empresas, hay que plantearse cómo lograr que los mejores profesionales se sientan entusiasmados de trabajar para la compañía.

Existen distintas formas de lograrlo, aunque entre las más efectivas se encuentra el poner en práctica alguna de las siguientes estrategias:

  1. Sistemas de reconocimiento y recompensa. Mostrar a los empleados que son apreciados y compartir cómo su trabajo ayuda a la organización resulta esencial para la retención. Los reconocimientos e incentivos permiten la motivación de forma individual o colectiva de los trabajadores, y más aún en fechas especiales.
  2. Incorporación y orientación: la clave está en desarrollar un proceso de incorporación donde los nuevos miembros del personal no sólo aprendan sobre el trabajo, sino también se identifiquen con el propósito  de la organización, su  filosofía y cultura.  El objetivo es crear un programa de inducción y actividades complementarias que permitan actualizar sobre los cambios y proyectos de la compañía con el fin de motivar su participación y hacerlos parte de toda la gestión.
  3. Ofrecer paquetes de compensación atractivos es casi una necesidad en plena era de la guerra por el talento. Eso incluye salarios o beneficios que ayudan marcar la diferencia entre un lugar de trabajo y otros. Una de las alternativas que promueve el Estado y cuenta con un marco normativo claro son las Prestaciones Alimentarias, alternativa que tienen los empleadores  para incrementar la remuneración de los empleados y no forman parte del cálculo de tributos sociales.   Esta opción ofrece amplias ventajas y hoy en día no sólo se aplica por periodos de tiempo; muchas de las compañías aplican un crecimiento  orgánico de  valor del beneficio que otorgan. Si bien los montos que se otorgan dependen de los honorarios e intereses de cada empresa, la gran mayoría otorga un promedio de S/. 200 soles según los días laborados, los cuales se incrementan de forma progresiva.
  1. Equilibrio entre trabajo y vida. La gestión de personas debe asegurar la conciliación de la vida laboral y familiar efectiva. Si se espera que el personal trabaje regularmente durante largas horas y esté a la entera disposición del negocio, es probable que terminen apareciendo problemas de retención de empleados. Un equilibrio saludable entre trabajo y vida es esencial y las personas necesitan saber que la gerencia entiende su importancia. Alentar al personal a tomarse un tiempo de vacaciones compensar la dedicación extraordinaria con días libres puede aumentar la satisfacción laboral.
  2. Mantener los canales de comunicación abiertos es esencial para la retención de los empleados. Las personas deben sentir que pueden acudir a cualquiera de sus superiores con ideas, preguntas e inquietudes. Además, asegurarse de conectarse con cada miembro del personal de manera regular evitará que los problemas o cuestiones a tratar se acumulen.
  3. Además de estas estrategias, los programas de capacitación y desarrollo, una adecuada gestión el cambio, el fomento del trabajo en equipo y el esfuerzo enfocado en convertirse en una de esas admiradas organizaciones saludables, terminan dando sus frutos en forma de retención de talento.
Comentarios