¿Está lidiando con trabajadores conflictivos?

703

Por Ana María Gubbins (Perú), Gerente General de Great Place to Work Perú

Muchos gerentes y líderes de áreas se preguntan: ¿Qué hacer con los trabajadores conflictivos dentro de una oficina?

Es importante entender que el trabajador perfecto no existe, pero sí personas con distintas habilidades e inteligencias. Con ellas se debe encontrar la manera adecuada de comunicarse y relacionarse.

Para identificar a un colaborador conflictivo, lo primero que se debe hacer es determinar si su actitud es resultado de un mal día, lo cual indica que será algo pasajero. Si este presenta una actitud recurrente de sembrar cizaña y rumores por donde va, se niega a colaborar y siempre ve el lado negativo de las cosas, es un empleado difícil. Este comportamiento afecta el clima laboral y, por ende, la productividad de la firma.

Es recomendable que el líder del área evalúe la situación para identificar el problema. Es posible que el tipo de puesto que desempeña no se adecue al perfil del empleado. También, evite que el estado de ánimo del colaborador llegue a niveles inmanejables y realícele seguimiento.

El empleado puede tener un lenguaje no verbal, con expresiones corporales que signifiquen una resistencia pasiva.

En esos casos, manifieste que esta actitud es inapropiada y debe cambiar.

El líder debe hacerse las siguientes preguntas: ¿el empleado es eficiente? ¿Puedo prescindir de él o encontrar otra solución?

La desvinculación de la persona debe ser el último recurso. Lo ideal es ayudar al trabajador, brindándole técnicas de autoconocimiento y ofreciéndole talleres para que mejore sus habilidades personales.

 

Artículo publicado en el Diario Gestión

 

Comentarios