EsSalud, Seguridad Social para todos

1788

Por Álvaro Vidal Rivadeneyra (Perú), Presidente Ejecutivo EsSalud

La Seguridad Social nació en el Perú hace más de 75 años con la creación de la Caja Nacional del Seguro Social Obrero, reconociendo el derecho de los trabajadores y de sus familiares a la protección de su salud y de su vida. Esta decisión, asumida por el Estado peruano, perennizó la política de responsabilidad social ante el ser humano, reconociendo a la Seguridad Social como un derecho universal.

El Seguro Social de Salud – EsSalud, fue creado para proteger a los asegurados y sus derechohabientes mediante el otorgamiento de prestaciones de salud, económicas y sociales bajo un régimen contributivo. Basado en los principios de solidaridad, universalidad, igualdad, unidad e integralidad, EsSalud es susceptible de hacer posible el acceso de la población a la Seguridad Social como derecho fundamental.

En este contexto, el más alto nivel de decisión en la institución es el Consejo Directivo, cuya conformación refleja su carácter democrático, representativo y participativo: tres representantes del Estado, tres de los empleadores y tres de los asegurados; esta composición del Consejo Directivo da legitimidad a la autonomía de nuestra institución.

En el marco de la política de inclusión social que impulsa el Gobierno del Presidente Ollanta Humala Tasso, la actual gestión de EsSalud se ha planteado el reto de alcanzar cuatro objetivos estratégicos que deben favorecer el desarrollo de una seguridad social para todos.

En primer lugar, nos proponemos hacer los esfuerzos necesarios para brindar a nuestros 9 y medio millones de asegurados una atención integral digna y de calidad, generadora de satisfacción, tanto en los asegurados como en sus empleadores, y mayor bienestar y calidad de vida. Para cumplir con este objetivo, venimos desarrollando acciones para mejorar los procesos de atención a nivel nacional, y para cuidar el bienestar y el desarrollo de las personas comprometidas con la institución y cuya capacidad de servicio es un valor que contribuye a nuestro liderazgo en el sistema de salud, a través de la red de servicios de salud más completa con mayor capacidad resolutiva de alta complejidad.

El segundo gran reto es garantizar la sostenibilidad financiera del Seguro Social, meta que estamos cumpliendo al haber cancelado, a fines de 2011, una deuda pendiente de 52,9 millones de nuevos soles al Banco de la Nación, lo cual nos convirtió en una entidad libre de deudas financieras. Nuestra gestión ha puesto las cuentas de la institución en azul tras años de cuentas en rojo, superando el déficit financiero de 451 millones de nuevos soles que encontramos al llegar a la institución, debido a una mala gestión financiera, logrando revertir a un resultado económico positivo en la actualidad.

Para este año, contamos con un presupuesto de 6,706 millones de nuevos soles, el cual está orientado a mantener el crecimiento de los servicios prestados a los asegurados, con una política de racionalización y prudencia en el gasto que nos permita garantizar la sostenibilidad financiera de la institución.

Nuestro tercer gran reto es extender la cobertura de la Seguridad Social incluyendo a los trabajadores independientes e informales y combatiendo la evasión. Con este fin, venimos desarrollando estrategias de ampliación de la oferta en los diferentes niveles de atención, a través de mecanismos de articulación y complementariedad con otros actores del sistema de salud, tanto públicos como privados.

En este sentido, cabe resaltar el intercambio de prestaciones entre el Ministerio de Salud y EsSalud y la celebración de contratos de Asociación Público-Privada (APP). Recientemente, el 18 de mayo de 2012, se ha colocado la primera piedra para la construcción del hospital de nivel III Callao con el Consorcio Callao Salud SAC. A esta estrategia se suma la política de inversión en nueva infraestructura, que permitirá la ampliación de nuestros servicios. En una primera fase, tenemos en proceso de ejecución siete modernos hospitales en Lima, Callao y diversas provincias del interior del país y también se están ejecutando otras 56 obras menores, con presupuestos que van de los 160 mil nuevos soles al millón 207 mil nuevos soles.

Finalmente, nuestro cuarto gran reto es implementar una gestión transparente y una lucha permanente contra la corrupción. Para ello, nuestro primer paso ha sido la instalación de un Comité de Control Interno de EsSalud, designado por la Contraloría General de la República y que cuenta con el respaldo institucional. Tenemos lineamientos claros de gestión que nos permitirán afrontar cualquier asomo de corrupción o mal uso de los recursos de la institución.

En este proceso de construir una Seguridad Social para Todos nos acompañan otros actores importantes que cumplen un papel fundamental, como es el caso del sector empresarial, con el cual nos une el objetivo de alcanzar el bienestar e integridad de los trabajadores y sus familias.

EsSalud necesita de empleadores responsables, con conciencia social, que asuman sus obligaciones oportuna y eficientemente. En esa perspectiva, invocamos a los líderes de las empresas y de las áreas de recursos humanos a ser actores principales en la consolidación de la Gran Transformación de la Seguridad Social en el Perú, con servicios centrados en los trabajadores y sus familias que supere sus expectativas y garanticen su bienestar.

La Seguridad Social para Todos no depende sólo del Estado: es una confluencia propositiva de varios actores que desempeñan roles fundamentales y que se complementan mutuamente. Solo en la medida que cada uno asuma su rol con conciencia social y con perspectiva solidaria, podremos estar bien encaminados y seguros que la Seguridad Social será realmente para todos.
 

Comentarios