En la Búsqueda del Talento

1082

Por: Meliza Polo Chung
Jefe  de Reclutamiento y Selección de Personal – Grupo Santo Domingo 

Se nos dice constantemente que el mundo esta cambiando, que las grandes organizaciones exigen cada vez más profesionales competentes y alineados  a la avanzada tecnología. Y esto es cierto. En la búsqueda del crecimiento, posicionamiento y diferenciación, las empresas contratan a los mejores talentos. 

¿Pero qué es talento…? En los últimos años, se ha tomado en cuenta de manera feha-ciente, el modelo de la selección por competencias. Orientándose con ello, a revisar de manera más incidente en aspectos de personalidad que conforman dichas competencias y dejando para un segundo plano los conocimientos técnicos y otros factores que son fundamentales al momento de elegir a un postulante o a otro. 

No todas las competencias y conocimientos que presenta un postulante van a asegurar el éxito de su desempeño laboral, sólo algunas de ellas que, conjugadas, harán que una persona se desenvuelva con éxito dentro de una organización. Justamente, esta intersección, sumada a la motivación y grado de interés por el puesto de trabajo se denomina: talento.

Es muy importante para los expertos en selección manejar estas variables, la idea es buscar la manera efectiva de predecir con mayor exactitud el comportamiento futuro del postulante. Para ello, se efectúan preguntas mucho más profundas, basándose en acciones del pasado. Para revisar los comportamientos que tuvo un postulante “X” frente a una situación determinada 

y poder revisar si dicha conducta fue la adecuada o por que no decirlo: la deseable en dicha situación de alto nivel de presión o resolución de problema o tolerancia a la frustración, etc.

Los postulantes, frente a ello, deben sustentar con exactitud dicho evento crítico en donde hayan tenido que hacer uso de las competencias por las cuales el entrevistador desea indagar. Para ello, se solicitará que recuerde paso a paso las acciones que creyó convenientes en el momento crítico, no las que realizó el grupo, ni otras personas, si no personalmente, las que realmente hizo nuestro postulante, explorando detalla-damente los pasos que siguió y que resultados obtuvo. 

Si bien es cierto, como dijimos en el primer párrafo, que el mundo exige mejores profesionales y buscamos para ello los mejores profesionales, también es pertinencia de las organizaciones  saber si son o no también talentosas; nos referimos a si las empresas están a la altura de sus seleccionados, si existen políticas de retención del talento, de bienestar hacia el trabajador, si son empresas familiarmente responsables, entre otras que satisfagan a sus clientes internos; porque de nada sirve traer al mejor talento para desperdiciarlo. 

 

Comentarios