El Poder del Pensamiento Positivo ¿Basta solo generar pensamientos positivos para lograr nuestras metas?

1180
Por: Patricia Husni Falcón
Life y Professional Coach
Coach Internacional certificada por la International Coaching Community
Gerente General de KHEMIA Capital Humano

 

Cientos de libros de autoayuda nos proponen llenar nuestras habitaciones con afirmaciones, plasmadas en carteles con escritos e imágenes de lo que queremos en la vida y soñamos para nosotros.

¿Esto funciona del todo? Si bien es cierto que existe una "Ley de Atracción", el solo "proclamar" lo que queremos en la vida no es suficiente.

Muchas veces decimos "quiero ganar mucho dinero", "quiero trabajar de manera independiente"o "quiero encontrar al amor", olvidando que el pensamiento debe acompañarse de acción para que algo cambie.

Si bien tenemos CREENCIAS PODEROSAS sobre nosotros mismos que nos ayudan a avanzar, muchas veces también tenemos CREENCIAS LIMITANTES que podrían incluso ir en sentido contrario de nuestras afirmaciones.

Un camino para explorar nuestras creencias es a través de las EMOCIONES. Como dice Blas Pascal "El corazón tiene razones que la razón desconoce". Si aprendemos a escuchar, leer y "decodificar" emociones negativas en nosotros mismos descubriremos creencias. Cuando se sienta ansioso, miedoso, enojado, estresado, o angustiado (a todos nos pasa alguna vez) es importante que se detenga un instante, le "haga caso" a la emoción y la explore. Se sorprenderá de la información valiosa que obtendrá tanto sobre usted mismo como sobre el tipo de relación que construye con las personas que lo rodean.

La palabra "emoción" viene del latín "movere" que, junto a la preposición "e" conforma la palabra "emovere" que significa "movimiento hacia". Las emociones por lo tanto, son predisposiciones para la acción.

Si usted quiere mejorar la relación con su entorno, es importante que analice de que manera sus emociones están respondiendo efectivamente a las necesidades del contexto.

La calidad de sus pensamientos influye poderosamente en sus emociones, hasta el punto de filtrar su forma de observar la realidad, y por lo tanto su acción: pensamientos y emociones son inseparables y están interrelacionados. Es así también que la calidad de sus emociones incidirá poderosamente en sus pensamientos.

Fredy Kofman, en su libro "Metamanagement" nos da alcances muy interesantes para aprender a liderar nuestras emociones, que podemos resumir en las siguientes recomendaciones:

1. Observe su emoción como si fuera un espectador

Tome conciencia de ella y mírela en perspectiva. .Cuando lo invada una emoción negativa, por ejemplo "el miedo", pregúntese: ¿Qué pienso mientras siento miedo? Cuando un pensamiento de vueltas insistentemente en su mente pregúntese ¿Qué siento mientras pienso? Se asombrará de lo que podrá descubrir sobre sí mismo.

2. Acepte la emoción sin juzgarla

No trate de reprimirla. Recuerde que no puede "controlar" el sentir emociones, mas si puede aprender a identificarlas, y convertirlas en aliadas para la concreción de sus metas.

3. Trate de no actuar impulsivamente

Usted tiene el poder de evitar que las emociones se expresen impulsivamente y lo lleven a actuar de forma autodestructiva. Deténgase a examinar los motivos y los efectos de sus emociones. Como afirma Kofman: "Las emociones suelen ser buenas consejeras pero pésimas dueñas".

4.Asuma la responsabilidad de la emoción.

Hágase cargo de lo que siente, sea protagonista y no intente buscar culpables a su alrededor.

Si le dice a un colaborador "tu actitud me da rabia" se está comportando como víctima y dándole el poder a él. Si en cambio le dice "Cuando te olvidas de entregar el informe en la fecha pactada siento rabia" su interpretación estará más orientada hacia su propio crecimiento.

5. Encuentre lo que hay detrás de la emoción.

Toda emoción nace de una interpretación y trae una historia detrás. Cuando sienta tristeza por ejemplo pregúntese: ¿Qué me entristece? ¿Para qué siento tristeza? ¿Qué creo haber perdido? ¿Qué valor tenía eso para mí? ¿Hay algo más que pueda hacer para estar en paz?

6. Decida como canalizará sus pensamientos y emociones hacia acciones efectivas.

Sirve preguntarse ¿Qué voy a hacer con esa emoción? Si bien usted no puede elegir "sentir" la emoción, si está en sus manos decidir la acción que tomará.

Si modifica sus pensamientos negativos, podrá modificar sus emociones. Enfóquese positivamente y elija pensamientos que lo conecten con lo mejor de usted mismo. 

Recuerde:

Pensamientos positivos generan comportamientos positivos y emociones constructivas. Pensamientos negativos generan comportamientos tóxicos y emociones autodestructivas. Esfuércese por entender sus emociones generando cursos de acción efectiva que le sean saludables y le convengan de manera integral.

Comentarios:

 

#1 14:47:14 | 2010-02-19, Publicado por: susana

 

Pues muy interesante y me dio emocion al leerlo y es usted una persona positiva


#2 12:20:01 | 2009-12-17, Publicado por: Martín

 

Me parece muy bueno tu artículo.
Exitos en tu vida


Comentarios