El Líder Abrasivo

1156

Por Sara Jane Radin,  Fundadora de la empresa Performance Advantage Systems y miembro de la facultad de coaching de Duke Corporate Education

A lo largo de los últimos meses he visto una tempestad de artículos, especiales televisivos y comentarios sobre el “bullying” o personas abusivas.   Al mismo tiempo hace poco ha salido una película llamada Horrible Bosses (Quiero Matar a mi Jefe).  Se hicieron sugerencias de los abusivos del nido un día se vuelven abusadores en la sala de juntas.  Sin importar la etiología, el maltrato tanto en el nido como en la sala de juntas es inaceptable, no ético y también puede ser ilegal. 

El término “bully” implica que el individuo que esta participando de conductas físicas y verbales abusivas es consciente de su conducta y que además lo hace con la intención específica de causar daño.  Yo soy experta en hacerle coaching a empresarios y profesionales (incluyendo personas de los sectores legales y médicos) abrasivos y he descubierto que habitualmente no tienen ni idea sobre la inaceptabilidad y las consecuencias de sus conductas (o tienden a minimizarlas).  Debido a que no tienen la intención de causar daños (lo que dicen que buscan son resultados), son referidos frecuentemente como líderes abrasivos y no como “bullies”. 

¿Qué define a un líder abrasivo?

Un líder abrasivo tiende a ser pedante antes sus compañeros de trabajo.  Sus palabras y acciones crean una fricción interpersonal que raspa a sus subordinados, pares y hasta superiores – erosionando la motivación y la productividad de los empleados.  Estas conductas incluso ocultan su talento, manchan sus resultados, e impactan negativamente a la organización.  Las conductas abrasivas pueden variar desde ligeramente antipáticas a severamente disruptivas.

¿Qué hace un líder abrasivo y cuál es el impacto?

Básicamente, el líder abrasivo domina e intimida.  Ellos:

1) Sobre reaccionan (su defensa vigilante)  y sus compañeros dicen:

  • “Hace juicios sin considerar – saltando a conclusiones sin investigar.”
  • “No muestra interés en discutir los aspectos antes de tomar decisiones”
  • “Al tratar de compartir un problema con él, se precipita en echarnos la culpa.”
  • “Se enoja fácilmente, y con cualquiera.  Se olvida una hora después, pero nosotros nos acordamos para siempre. Ha inflicto profundas heridas personales. 

2) Sobre Control (mostrarte que ellos son el jefe) y luego sus compañeros dicen: 

  • “Todo es sobre el comando y el control – siempre es ‘hazlo.’ No hay discusión ni retroalimentación.”
  • “Es un micro-manager. Nos trata como niños en vez de adultos.  Tengo una nana como jefe.”
  • “Es mejor que hagas las cosas tal cual como te lo dijo, ¡o te vendrá una buena!”
  • “Tiene el poder y nunca de deja olvidar quien es el rey – sus departamento es su dominio.”

3) Utiliza amenazas (para mostrarte quién es el jefe) y sus compañeros dicen:

  • “Es el tipo de jefe que vive la filosofía de hazlo a mi manera, o hazlo en la calle.”
  • “Cuando se enoja, amenaza con despedir al equipo entero.”
  • “Una vez le dijo a uno de mis colegas que si no le gustaba como hacia las cosas, estaría feliz de escribirle una carta de referencia.”
  • “Gestiona a través del miedo: ¡ponte las pisas o te despido!

4) Practica el humillar en público (para reducirte) y sus compañeros dicen:

  • “Descarga contra las personas- en cualquier sitio u hora – ¿Acaso no lo entiendes? ¡Te lo he dicho un millón de veces!”
  • “Humilla e intimida a las personas haciéndoles sentirse estúpidas y desacreditadas al buscar todos los posibles huecos, o errores mínimos en sus posiciones.  Tienes que ser consistente en los detalles más minuciosos con ella.”
  • “Está en su mejor momento al hacerle a otro sentirse menos inteligente.  Le orgullece el poner a otros bajo tierra – y si no pueden salir por su cuenta – mejor – asi valida su posición de que no son  tan inteligentes como ella.” 
  • “Acosa a las personas en reuniones que no están de acuerdo con su posición o al querer explorar alternativas.” 

5)  Tratas a otros de forma condescendiente (para rebajarles) y sus compañeros dicen:

  • “Habla desde la superioridad a las personas como si fuera el único que sabe algo.  Nos hace sentir como idiotas.”
  • “Tiene fama de hacer muecas y sonidos de menosprecio.”
  • “Ataca a las personas con preguntas.  Como si fueran inútiles, sintiendo orgullo en mostrar lo brillante que es.”
  • “Le encanta ponerte en tu lugar como un gato jugando con un ratón.”

6) El factor común de estas conductas es la FALTA de RESPETO.  Y la sensación que deja es:

  • “Nunca me han tratado así en mi vida.”
  • “Al regresar al trabajo, dejas tu respeto propio en la puerta para recogerlo a la salida.”
  • “Los mejores días para trabajar son cuando no está – así podemos respirar.”

El impacto que tiene un líder abrasivo es claro y palpable.  Se eleva el número de ausencias en el trabajo.  La moral y productividad declina. Hay un incremento en peticiones para ser trasferidos a otras áreas.  Aumentan los costos legales.  Según las encuestas de Gallup, líderes abrasivos son la causa número 1 por la que las personas renuncian a sus trabajos.

 

Publicado en puntorh.com

Comentarios