¿De qué hablamos cuando hablamos de e-learning?

865

 Por Ali Najarali – Director Ejecutivo de Iogroup Latam – info@iogroup.com.pe

 

Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), pilares fundamentales en la Sociedad del Conocimiento, se han convertido en un medio masivo y cada vez más efectivo para la ejecución de programas y actividades de capacitación, transformando la forma en que aprendemos individual, colectiva y organizacionalmente.

El e-learning es una modalidad que aprovecha el potencial de las TIC. Esta es una alternativa validada en diversas organizaciones de la región (Ej. BCI, WALMART, BCP, INTERAMERICANA, MI BANCO) e instituciones educativas (UCHILE, UNAM, UPC, TEC DE MONTERREY), con un 88,59% de las universidades latinoamericanas implementando proyectos de e-learning. Así mismo cada vez más directores de RRHH tienen en cuenta esta modalidad de formación en la selección de personal, debido a las aptitudes y actitudes que fomenta, como la disposición al cambio, las capacidades organizativas y de gestión de la información, y la iniciativa personal.

Respecto a la proyección económica del e-learning para el año 2013, sólo en EEUU el mercado alcanzará los 74 billones de dólares, mientras que en países latinoamericanos como México, Brasil, Uruguay, Perú y Chile existe un crecimiento sostenido.

Algunos de sus beneficios para las organizaciones son: el ahorro de costos (viáticos, relatoría, materiales, alquiler de salas), la reutilización de los cursos, la capacitación a pesar de la dispersión geográfica, gracias a que es accesible en cualquier momento y lugar.

Por otra parte, los principales beneficios para el colaborador son la calidad de servicio, la tutoría o seguimiento personalizado durante todo el proceso, los contenidos (recursos audiovisuales, multimediales e interactivos), entre otros.

Construyendo una definición
Dentro de las muchas definiciones de e-learning se destacan las siguientes:

American Society of Training and Development lo define como “término que cubre un amplio grupo de aplicaciones y procesos, tales como aprendizaje con computadoras, aulas virtuales y colaboración digital. Incluye entrega de contenidos vía Internet, intranet/ extranet, audio y vídeo grabaciones, transmisiones satelitales, TV interactiva, CD-ROM y más”.

Marc J. Rosenberg lo define como “el uso de tecnologías Internet para la entrega de un amplio rango de soluciones que mejoran el conocimiento y el rendimiento”.

United States Distance Learning Association lo define como “la adquisición de conocimientos y habilidades a través de formas de acceso a la información en instrucción, mediadas por tecnología.

Implantando e-learning exitosamente en su organización
Adoptar la modalidad e-learning representa un paso importante para cualquier compañía. Disminuir costos, optimizar tiempos y mejorar el desempeño, son algunos de los objetivos a alcanzar durante el proceso. A continuación los aspectos críticos a considerar:

• Contexto  organizacional.   Identifique  los stakeholders y detractores del proyecto, analice el contexto educativo y tecnológico.

• Proveedores. Exija experiencia, listado de clientes y referencias, metodología, equipo de planta y contratado.

• Equipo de trabajo. Asigne un equipo responsable capaz de facilitar los materiales al proveedor, gestionar, supervisar y validar oportunamente las entregas.

• Plataforma. Seleccione la plataforma  adecuada a sus necesidades, evalúe costos de actualización, mantención, compatibilidad con estándares, entre otros.

• Marco Regulatorio. Formalice la relación. Firme un contrato donde se expliciten alcances, restricciones y políticas de confidencialidad.

• Comunicación. Invierta en una estrategia de comunicaciones. Todo cambio suele generar rechazo y la campaña de comunicación es clave para despertar el interés, posicionar la modalidad, disminuir las resistencias y generar confianza.

La demanda de compañías altamente competitivas e innovadoras, donde el cambio es una constante, hace del e-learning una herramienta indispensable en el proceso de capacitación, especialización y reinvención permanente de los colaboradores; donde el just in time marca la diferencia.

Comentarios