Cuando un buen clima laboral se traduce en clientes felices

1751

Por Juan Carlos Gaitán Ruiz – Presidente de Talento Humano Teleperformance Andina.

El valor más importante en toda organización es su capital humano, entender ese concepto junto a un buen clima laboral convertirá a una empresa en la mejor. Los colaboradores motivados son la  mejor carta de presentación ante los clientes.

Las personas suelen tener días muy atareados que en ocasiones no le alcanza el tiempo ni para almorzar. De pronto, suena tu celular; es una llamada de tu banco que responde por fin al reclamo que hiciste porque, sin que te dieras cuenta, te abrieron tres cuentas diferentes y tú apenas puedes manejar una. Tu pedido fue, fusionar las cuentas o eliminar dos pero no quieres tres tarjetas de crédito de ninguna manera.

La operadora de atención al cliente, con voz desganada y casi robótica, te indica que tu solicitud ha sido rechazada pero que tienes dos opciones: pagar un monto específico por cancelar las dos tarjetas que no necesitas o pagar toda la deuda de las tres tarjetas.

Lo que no sabes es que detrás de la operadora que te habla con desánimo total se esconde una mujer que no tiene el reconocimiento de su jefe, recibe un trato muy impersonal por parte de él, o quizás trabaja en un ambiente inadecuado o es tratada como “un número más” en la entidad donde labora hace dos años. Una trabajadora totalmente desmotivada que sólo escucha gritos de su superior y no renuncia al puesto porque tiene dos hijos y una hipoteca que pagar.

Clima Laboral

Es increíble que, a estas alturas, muchos empresarios sigan buscando la forma de tener clientes felices utilizando estrategias de marketing, redes sociales o estudios de consultoras que nunca han tomado contacto con su compañía. No se dan cuenta que la clave está dentro de sus propias empresas, en el talento de cada uno de sus colaboradores.

La gestión humana es una de las fórmulas del éxito que los CEOs tienen que voltear a ver, indefectiblemente. En Teleperformance estamos convencidos de que un trabajador al que se le permite desarrollar todo su potencial, que se mantiene motivado y siente un verdadero compromiso hacia él, será la mejor carta de presentación para las audiencias de una compañía.

Un empleado feliz es el equivalente a un cliente contento, el sinónimo de buena atención, de una sonrisa fácil en el contacto con un usuario.

Si se quieren resultados extraordinarios hay que apostar por nuestra gente, aplicar estrategias sí, pero también tomar acciones de adentro hacia fuera. Nuestra organización interactúa con el 40% de la población mundial en 265 idiomas y una de nuestras metas permanentes es mantener felices a los colaboradores, no solo porque su talento nos sostiene, sino porque hemos comprobado que eso se traduce en clientes felices.

Yoga, rumba terapia, kickboxing, zumba, son algunas de las actividades participativas que organizamos para nuestros trabajadores en los 74 países donde tenemos presencia.

(Fuente: Aptitus)

Comentarios