Consejos claves para negociar un aumento de sueldo

1157

Por Rodrigo Escudero (Perú), manager de Michael Page

¿Cómo y cuándo se debe negociar un aumento de sueldo?, ¿qué se debe  tener en cuenta al momento de solicitarlo?, o ¿qué tipo de beneficios puedo solicitar, si no obtengo  un aumento salarial?, son algunas interrogantes que se presentan cuando un empleado desea solicitar un aumento de sueldo en la empresa que labora. Según los últimos datos recogidos por Michael Page a nivel regional muestran que las tendencias para estos casos pasa no solo por considerar temas económicos propiamente dicho, sino que también las empresas están cada vez más predispuestas a  incorporar algunos beneficios no económicos que entre otras cosas permitan obtener mayor calidad de vida. 

Para Rodrigo Escudero, manager de Michael Page, lo primero que el empleado debe evaluar a la hora de estimar esta solicitud es su desempeño laboral en la empresa; es decir, si el trabajador ha cumplido con los objetivos establecidos en su área y siente que ha desempeñado una buena performance, es probable que esto lo convierta en un buen candidato para un aumento, sin embargo, esto no es un determinante para un cambio de puesto. En nuestro país es común que este tipo de solicitudes se negocien en las revisiones anuales, que se da entre los meses Noviembre y Enero del año y presentar incrementos del 10% a 15%.

Otro punto importante, que el empleado debe tener en cuenta al momento de la  negociación,  es su tiempo de trabajo dentro de la empresa; ya que el empleado podrá solicitar un aumento  a partir de cumplir el primer año. Un factor importante que permitirá al candidato realizar un cálculo sencillo es para evaluar el monto es el impuesto que deberá pagar, ya que al realizar un cambio de monto su sueldo puede ascender de escala y la subida salarial  pasa a tener un efecto nulo. Normalmente el impuesto a la renta en el país puede aumentar en un  30% a 35% del salario bruto del trabajador. 

Sin embargo, algunas empresas optan por no realizar aumentos salariales  como respuesta a las situaciones, sino que se inclinan por otorgar otro tipo de beneficios orientados a reconocer la buena performance del trabajador, como por ejemplo; cubrir al  100% la EPS o brindarles  algún  bono que puede ser de 2 a 4 sueldos más anuales, además de los incentivos comunes que dicta la ley en nuestro país.

Según Rodrigo Escudero, en el caso de los altos ejecutivos y directivos, es común el hecho de recibir también propuestas de trabajo de otros países de Latinoamérica, lo que convierte a esta posibilidad en algo mucho más atractivo a considerar además de evaluar el solo incremento de salario. En esta situación lo que ellos evalúan no solo es el monto neto que van a recibir, si no los beneficios que les brindan los posibles empleadores, por ejemplo, se suele requerir que la empresa que los contrate considere los siguientes puntos: re locación temporal, pagar el hotel hasta que encuentren una casa, el pago de la mudanza al 100% o pago del pasaje aéreo, entre otras cosas que el empleado debe negociar con la compañía  que lo contrata. 

Por ejemplo, en otros países como México, los nuevos talentos solicitan además de los beneficios comunes, otros incentivos como; educación para los hijos, seguros médicos atractivos y el pago en la moneda del país. Cada compañía negocia las propuestas de trabajo cuando se trata de contratar al empleado en otro país. 

Por otro lado, en el caso de Perú, lo que no es común, es que personas que ocupan el puesto  de gerencia o subgerencia reciban propuestas de trabajo en otros países ya que normalmente las empresas buscan a  sus gerentes dentro de su país.

En definitiva, el identificar el momento oportuno para este tipo de solicitudes requiere hacer un análisis de los logros conseguidos, funciones desempeñadas y por supuesto de las políticas establecidas por la empresa y el momento que atravesamos. Es fundamental presentar argumentos claros y valederos que puedan apoyar esta decisión. 

 

 

Comentarios