Comunicación y retención de personas

1027

Por: Lic. Vanesa Rosenthal ( Argentina )
Directora de Trend Set Comunicación Organizacional
Profesora Titular en la Universidad de Buenos Aires y en la Universidad de Belgrano, Argentina.
E-mail:
vrosenthal@trendset.com.ar

Numerosas investigaciones demuestran que el principal factor por el cual una persona decide renunciar a su trabajo se debe a la relación con su jefe. Al ahondar en la causa, nos encontramos con que el argumento habitual se relaciona con la baja capacidad de comunicación. Es muy común encontrarse con jefes que no comunican, no escuchan, no preguntan y no reconocen.

La comunicación es una de las competencias fundamentales que debe manejar cualquier persona que tenga gente a cargo. Entendemos por competencia “la combinación de habilidades, conocimientos y conductas que son importantes para el éxito de la organización”. En nuestros años de experiencia laboral hemos comprobado que es posible desarrollar un buen manejo de esta competencia.

Contribuir a identificar las propias fortalezas y debilidades, trabajar sobre los estilos, ayudar a incluir en la agenda tiempos y espacios para poner en práctica la escucha individual y grupal, seleccionar medios alternativos para llegar a las personas y conocer sus expectativas, trabajar sobre el feedback para reconocer y corregir el desempeño, son algunas de las principales estrategias sobre las que hay que focalizarse para garantizar la motivación y la retención de las personas.

Resulta vital favorecer el diálogo y alentar que quienes trabajan con nosotros puedan expresar comentarios, dudas, problemas y sugerencias, si queremos evitar generar un mal clima de trabajo y un bajo sentido de pertenencia. Las personas necesitan saber si están haciendo bien o mal su trabajo, cuáles son los objetivos de la empresa y qué es lo que se espera de ellas. Conducir personas es saber integrar, representar y crear equipo, y esto no se logra sin establecer comunicación con los que dependen de nosotros.

La puesta en práctica de este conjunto de habilidades, conocimientos y acciones de comunicación, puede entrenarse mediante capacitación y requiere de mucha ejercitación y monitoreo. A la hora de elaborar planes de comunicación interna no olvidemos contemplar estas cuestiones si lo que buscamos es lograr el respeto, la confianza y el compromiso de quienes se desempeñan con nosotros. Se trata, en definitiva, de contribuir entre todos al logro de los objetivos de la organización.

Comentarios