Comunicación Interna (CI): Medir es crecer

1099

Por Pablo López Fiorito (Argentina), Director Ejecutivo de Ibarómetro

La importancia de instrumentar herramientas de medición para hacer más eficiente la Gestión de las CI, y el lugar que ocupa este diagnóstico en la profesionalización de disciplina.

En el perfeccionamiento de la gestión de la comunicación interna, la medición e investigación de la opinión de los colaboradores resulta vital para conocer las expectativas y necesidades del equipo de trabajo, para orientar programas tendientes a incrementar la motivación en el ámbito laboral, para generar un discurso que pueda ser comprendido por los distintos colaboradores y para mejorar las relaciones al interior de la empresa.

Toda nueva disciplina necesita construir indicadores que le permitan cuantificar y entender su situación para poder mejorar y para profundizar su crecimiento. Así como los medios de comunicación se desarrollaron en las últimas décadas y generaron distintas técnicas para poder mejorar la relación con sus audiencias, las empresas continúan profundizando cada vez más sus sistemas de comunicación internos. Comunicar es cada día más difícil. A la descentralización del lenguaje se le suma la inmediatez de muchos medios que generan exceso de mensajes. Sin estrategias claras de comunicación, las palabras pierden sentido y capacidad de entendimiento mutuo. Por eso los departamentos de comunicación interna crecen al ritmo de la necesidad que tienen las empresas de clarificar sus objetivos y estrategias a los colaboradores, para poder mejorar su performance y fidelizarlos.

Escuchar está en la base de una correcta gestión de CI. Como sucede en forma natural, el referente de CI suele comenzar midiendo informalmente, escuchando colaboradores uno a uno, o sirviéndose de herramientas ajenas, como la encuesta de clima. Pero es cuando profesionaliza su medición, incorpora indicadores propios y se apoya en especialistas en investigación social y de mercado que logra ordenar y decodificar lo que los colaboradores de la empresa están pidiendo y las necesidades que necesitan mayor atención los especialistas en mediciones generan la información necesaria para que el responsable de CI pueda proyectar mejor su planeamiento estratégico y afinar su táctica de comunicación diaria.

Herramientas a medida de cada necesidad

Los especialistas que saben capitalizar su experiencia en materia de mediciones políticas, económicas y sociales, para aplicarlas al servicio de las comunicaciones internas, están haciendo la diferencia en el crecimiento de las CI.

Así es como se han desarrollado metodologías y herramientas ad hoc para las distintas necesidades que surgen de la gestión de la CI, y entre las cuales podemos destacar:

  • Auditoria de Comunicación Interna: estudio sobre el cuadro de situación para tomar una “foto” inicial de la CI en cualquier empresa, tanto para un área que se inicia o para fortalecer la gestión con consultoría externa.
     
  • Trackeo del plan de CI: seguimiento sistemático de la gestión en general y de las acciones y campañas de comunicación interna en particular, para profundizar o reorientar las medidas implementadas.
     
  • Auditoria de medios internos: testeo de fortalezas y debilidades de los medios actuales de la empresa, y estudio de percepción de los medios propuestos para incorporar.
     
  • Testeo de campañas: evaluación del impacto de las campañas implementadas entre nuestro público objetivo en cuanto a comprensión, recordación, efectividad, etc.
     
  • Medición de encuentros interpersonales: diagnóstico sobre la interacción de los participantes en los diferentes encuentros o jornadas organizadas por el área.
     
  • Testeo de cascadeo: sistema que triangula metodologías cuali-cuantitativas para hacer seguimiento del flujo de información que baja desde los cuadros más altos hasta el resto de la organización.

Dirigir nuestras iniciativas exitosamente supone dejar de lado los supuestos de los que creemos que pasa en la organización e investigar la realidad para conocerla fehacientemente. Estas herramientas son nuestros mejores aliados para tal fin, posibilitando una gestión cada vez más profesional de las comunicaciones internas.

 

Comentarios