Competitividad y calidad de vida para asegurar el futuro

1037

Por Addhemar H. M. Sierralta – Director-Gerente General Prevención y Desarrollo Humano S.A. – OMNIA SALUD

La consolidación de las empresas peruanas en el mundo globalizado, en esta etapa de crecimiento económico que vivimos, pasa – según señalan especialistas como Michel Porter – porque logren alcanzar una competitividad a nivel internacional. Dicho de otro modo, que lleguen a ser “Empresas de Clase Mundial” – concepto acuñado por otro gurú de la gerencia y administración, James A.F. Stoner- lo que implica tener “Gerentes de Clase Mundial”.

Cabe recordar que una “Empresa de Clase Mundial” es aquella que ofrece productos y/o servicios que todos queremos tener, en la que todos quisiéramos laborar y finalmente – si tenemos ahorros – todos quisiéramos invertir en ella.

Es obvio que el personal ejecutivo y clave de las organizaciones, para alcanzar su óptimo desarrollo, debe gozar de salud integral y mantenerse sano, que le permita desarrollar sus facultades y/o competencias en niveles altos. Igualmente los profesionales independientes y en esencia todo ser humano, que se precie, debe preocuparse por ello y mantenerse en constante empleabilidad y vigencia.

Salud no sólo es la ausencia de enfermedad. Tampoco es sólo el funcionamiento normal de cada uno de los órganos del cuerpo. El concepto de salud ha evolucionado, sobre todo en el curso de la historia reciente, hacia un ámbito más amplio que implica el equilibrio psicofísico de la persona, o sea la armonía intrínseca del funcionamiento integral del ser humano, en tanto cuerpo, mente y emociones, así como la armonía extrínseca con su entorno familiar, social y medioambiental, incluyendo por supuesto su ambiente laboral o empresarial.

Actualmente el mercado ofrece exámenes médicos periódicos, los tratamientos para superar las enfermedades se realizan, muchas veces, sin un concepto de manejo integral; se carece de programas valederos de prevención, hay cierta despreocupación

de los propios interesados por afrontar los diagnósticos oportunamente – lo que causa problemas individuales, empresariales y repercute en las compañías de seguros – y gran parte de los programas de desarrollo de personal se manejan precariamente.

Un “Coaching” para crecer.

Los más modernos conceptos para lograr el crecimiento exitoso integral están siendo aplicados para que las empresas peruanas puedan: crear valor, maximizar sus resultados, obtener ventajas competitivas, supervivir en un mundo globalizado, generar calidad de trabajo y calidad de producto, mantenerse proactivas, etc. Y ello lo ofrece Prevención y Desarrollo Humano S.A. OMNIA SALUD, con su plan SALUD INTEGRAL PLUS.

Por su parte los ejecutivos se benefician al tener herramientas para optimizar sus potencialidades, manejar logros personales y corporativos, desarrollar liderazgo e imagen positiva y también prestigio y confiabilidad.

Este Plan consiste en evaluar la salud actual del cliente – individual o de empresas – en base a exámenes médicos ya realizados y actualizar en forma integral sus necesidades de salud (tratamientos y/o acciones de prevención) pasando por novísimas pruebas de Laboratorio, Neuro-Oftalmología, Psicología, Nutrición, Imagen Personal y Desarrollo de Personal. Se contempla un Plan de Acción que debe generar el compromiso individual de su cumplimiento así como se aplica un “coaching” personalizado y se monitorean los avances en 30, 60, 90 y 180 días.

Esta acción individual es una apuesta por el futuro del cliente, su familia, su empresa y su actividad privada, todo lo cual contribuye al progreso del país.

Comentarios