Cómo iniciar la retención de talentos en las empresas modernas

729

Por José Luis de Romaña Uranga (Perú), Partner de ROMAÑA & CLAUX Consultores en Capital Humano

Hoy en día la necesidad de detectar y retener talentos se ha vuelto un problema grande para las empresas, ya que en general todo lo referente al segmento y al mundo del Capital Humano moderno está marcado por velocidad, dinamismo y competencias abrumadoras. Dicha metodología de captación y retención de talentos se ha convertido en un proceso obligatorio y delicado para cualquier empresa que tenga el horizonte claro y los pasos seguros que debe seguir en pro del logro de los objetivos delineados.

Algunas empresas y sus áreas de Capital Humano carecen de una metodología clara enfocada hacia y para la retención de talentos, fomentando involuntariamente empleados que asisten a sus centros laborales con poca o ninguna aspiración profesional. Los talentos en primera instancia se detectan y motivan evidentemente contando con las herramientas de Gestión Humana modernas diseñadas para tales fines ya que una empresa que mira y se proyecta a futuro no debería contar dentro de sus filas con personal desmotivado que labora realizando actividades que superan o están por debajo de su capacidad.

Siguiendo con la idea antes mencionada las empresas modernas deben construir metodologías internas a través del área de Capital Humano destinadas al continuo y minucioso seguimiento del rendimiento y los logros conseguidos por sus ejecutivos a todo nivel, preocupándose por fomentar dicho esfuerzo y premiarlo de acuerdo a los parámetros diseñados en la metodología y programas impuestos para tales fines.

Dicha metodología para que sea eficaz y eficiente debe involucrar a las cabezas de la organización por áreas de negocios, comprometiéndolos como detectores, gestores y desarrolladores de talentos, los que de resultar exitosos deberían catapultar al Gerente o cabeza de área a mejores y mayores retos laborales a futuro.

En tal sentido para que surta efecto la metodología antes mencionada, los Gerentes de Capital Humano de las empresas deberán volcar toda su experiencia asesorando directamente a las cabezas de negocios de toda la organización en materia de gestión y retención del talento, fomentando así una sana competencia interna que logrará motivar y sacar lo mejor que cada profesional puede y debe dar para y en pro de su unidad de negocio.

Por otro lado es trascendental que el personal que labora en una empresa se sienta orgulloso de ella, motivo por el cual la captación y retención de talento va de la mano con la cultura organizacional que la empresa haya trasladado a su cliente externo como interno en este caso en particular.

Finalmente es importante y trascendente para el buen funcionamiento metodológico antes explicado en captación y retención de talentos que existan sistemas de incentivos claramente definidos y hechos a la medida de cada grupo de ejecutivos ya que las empresas deben adaptar su oferta de beneficios de acuerdo a las necesidades motivacionales de cada ejecutivo.

Resumiendo lo antes descrito cabe mencionar que las empresas siempre se encuentran en busca de talentos, quienes definitivamente son motores esenciales en el desarrollo de las mismas, pero es también tarea del departamento de Capital Humano detectar los que están dentro y desarrollarlos de la manera más humana, justa y profesional, acompañándolos en este viaje de profesionalismo y crecimiento personal en pro del beneficio mutuo.

 

 

Comentarios