¿Cómo evaluar a los ejecutivos de una empresa?

2292

Por Vanessa Palomino (Perú), Consultora Principal de Tasa Worldwide

La evaluación de desempeño gerencial es una herramienta poderosa para ayudar a sus colaboradores a desarrollarse y alcanzar su máximo potencial.

Debe ser mucho más que un proceso para entregar retroalimentación y definir programas de entrenamiento.

Para obtener el compromiso de su colaborador en su evaluación de desempeño es importante incluir en el proceso la autoevaluación de los mismos. La autoevaluación permite obtener la perspectiva de sus empleados en su propio desempeño y ayuda a los gerentes a estar listos para dirigir diferencias en opinión y profundizar las expectativas de sus subordinados.

Otra herramienta útil y complementaria es la evaluación 360°, ya que permite obtener una diferente perspectiva del desempeño y una mejor identificación de las áreas que necesitan entrenamiento y desarrollo, reuniendo desde diferentes creíbles fuentes información valiosa a tomar en cuenta.

El alinear los objetivos del colaborador con los objetivos organizacionales también es importante. Alineando e incluso enlazando los objetivos del colaborador con los objetivos organizacionales de alto nivel, se da a los empleados este importante “contexto amplio” para su trabajo.

La evaluación de desempeño debe incluir un espacio de tiempo para identificar oportunidades de aprendizaje de nuevas habilidades o conocimientos que preparen al ejecutivo para una posición futura en la organización, o cubrir alguna área de mejora necesaria para su desempeño actual y beneficiar su línea de carrera.

Artículo publicado en el Diario Gestión

 
 

Comentarios