Coaching: Dejar ser para ver crecer

1165

 

José Luis De Romaña Uranga
Partner
De Romaña & Claux
Consultores en Capital Humano
 
La vida empieza con el reto más complejo y difícil de lograr: el de saber QUÉ SOMOS y QUÉ QUEREMOS SER; para ello, debemos además conocer y dominar el CÓMO HACERLO RÁPIDO y LO MAS EXITÓSAMENTE POSIBLE con el fin de ganar esa famosa “CARRERA” en la que participamos todos y comienza desde muy pequeñitos en el nido… ¿se acuerdan?   
 
El premio de ganar esta carrera es EL ÉXITO, el cual considero relativo y lo analizaremos al final. Primero analicemos si co-rrimos en la carrera adecuada, si llegamos al final y si fuimos felices en la competencia; es importante tener estas ideas claras antes de analizar EL ÉXITO… ¿no creen?
 
Para un completo autoanálisis en base a las interrogantes personales mencionadas, debemos tener claramente definido también lo siguiente: 1) las diferencias entre un mentor y un coacher; 2) si recibí ayuda de ambos, uno o ninguno en mi vida; y por último, 3) si me sirvieron realmente…  Al tener claras estas aristas recién considero que podríamos hablar de DE ÉXITO.
 
El mentoringes una práctica mediante la cual una persona con más experiencia (mentor) traslada conocimientos, guía y asesora a un individuo (tutelado) en su desarrollo personal y profesional. El coaching es una disciplina mediante la cual un entrenador (coach) pretende mejorar el rendimiento y desarrollo de un individuo en su vida, puesto de trabajo u en otras actividades; brindándole herramientas y técnicas que le permitan alcanzar autonomía en la resolución de problemas importantes y del día a día. Procesos de coaching en empresas son liderados por personas externas a la organización que persiguen desarrollar determinadas habilidades directivas en los ejecutivos.
 
Teniendo claras estas ideas pensemos honestamente si recibimos estas guías durante nuestra vida o nuestra enseñanza fue direccionada y finalmente impuesta dentro de normativas sociales aceptadas pero lamentablemente retrogradas. Estas respuestas nos ayudarán a contestar estas últimas interrogantes: ¿me sirvieron? ¿corrí en la carrera que debía y quería? ¿fui feliz participando en ella?… y finalmente… ¿tuve ÉXITO?
 
Creo fehacientemente en el dicho “ESCUCHA A TODOS, HAZLE CASO A POCOS Y FINALMENTE DECIDE SOLO”; cada uno es dueño de sus actos, decisiones, éxitos y fracasos… ¿no creen que esto es coaching puro?
 
Hay mucho que cambiar, comenzando desde la formación escolar, rompiendo paradigmas, guiando y no imponiendo, humanizando y personalizando el aprendizaje, la formación y finalmente dejando de imponer estructuras y conceptos anticuados. Entremos de lleno a la era del coaching y dentro de algunos años anali-cemos la felicidad global y EL ÉXITO.
 
Pensemos…

 

Comentarios