¿Búsqueda de altos ejecutivos vía Internet?

667

Por Fernando Guinea (Perú), Socio de Amrop Perú

En varias ocasiones me han consultado acerca de la utilización de las plataformas de Internet como herramientas para reclutar ejecutivos de alto nivel. Sin duda, estas herramientas sirven para identificar ejecutivos y de alguna manera robustecer el “pipeline” de candidatos a ser filtrados, pero considero que no reemplazarán jamás la forma metódica, estructurada y estratégica de investigación para convocar altos ejecutivos.

En un reciente artículo de Leslie Kwoh y Melissa Korn publicado en The Wall Street Journal Américas se menciona que, en general, los responsables de las grandes compañías brillan por su ausencia en sitios como Twitter o Facebook, a pesar de que sus empresas los han acogido para comunicarse con sus clientes y buscar oportunidades de negocios.

Una de las razones es que 7 de cada 10 presidentes ejecutivos de las empresas Fortune 500 de EE.UU. no tienen presencia en redes sociales como Twitter, Facebook, LinkedIn, Pinterest y Google +, según un reciente informe del sitio web CEO.com y la firma de análisis DOMO.

Recientemente en una entrevista publicada en un medio local, el gerente general de una importante entidad bancaria comentaba: “No estoy en ninguna red social, prefiero la privacidad”. En las plataformas sociales, los límites de la información personal y profesional no siempre son muy claros, y cuanto más alto el cargo son menos los postulantes que se publican y/o que responden.

Por su parte, Ariel Ekstein, director de soluciones de contratación de personal de LinkedIn en Europa, considera que existe una inevitable comparación con las firmas de selección o cazatalentos y la posible competencia que estas plataformas pueden plantear.

Ekstein asegura que las redes profesionales son un socio para ellos. “Somos una plataforma que fortalece los servicios de los headhunters, pero no entramos en el mundo que estos ofrecen. Los altos directivos y los profesionales altamente calificados siguen con los cazatalentos de muy alto nivel, pero observamos que de manera creciente las empresas están utilizando nuestras plataformas para contratar altos directivos”, refirió.

Las redes sociales y profesionales son importantes herramientas de tecnología como parte de un proceso de investigación más amplio y profesional que incluye el mapeo de las industrias, la identificación telefónica, el enfoque de la conversación en las llamadas a los candidatos potenciales y las conversaciones filtro, que forman parte de todo un proceso que busca a los mejores del mercado para determinada posición.

Los clientes pagan honorarios importantes por nuestro enfoque completo de investigación. Además, la relación personal y las entrevistas por competencias en vivo permiten un análisis más a fondo de la evaluación inicial, y refuerza el enfoque de “alto contacto” que establece Amrop.

Las asignaciones activas/oportunidades vigentes no deben ser publicadas en redes sociales. La naturaleza de nuestro trabajo es confidencial y sofisticada; publicar posiciones disponibles en páginas sociales o profesionales deprecia nuestra práctica y diluye el valor de todo nuestro proceso de búsqueda. En todos los casos, los nombres de los clientes o referencias que identifiquen a cualquier cliente nunca deberán ser publicados en las redes sociales.

Finalmente, las herramientas tecnológicas complementan y ayudan a realizar una investigación más ágil y rica, pero no debemos olvidar que existe una parte muy importante de toma de decisiones, negociación, confidencialidad o veracidad de la información, que estas herramientas no reemplazan.

Artículo publicado en Gestión

 

Comentarios