Adiós a los avisos laborales, bienvenido LinkedIn

1452

Por Oswaldo Morales (Perú) – PhD en Estudios Internacionales de Graduate School of Asia Pacific Studies de la Universidad de Waseda, Japón. MBA de ESAN. Magíster en Economía y Regulación de los Servicios Públicos de la Universidad de Barcelona. Magíster en Derecho Empresarial y Abogado de la Universidad de Lima.

Hoy en día para un profesional global es imprescindible tener presencia en esta red social y que su perfil tenga características que le permitan venderse más allá de simplemente incluir una copia de su resumen. A continuación, reflexionamos más acerca del papel que cumple LinkedIn en el mundo profesional.

Linkedin

El vaticinio de Microsoft es que LinkedIn se convierta en el Facebook de los profesionales. ¿Tiene razones para pensarlo? Sí, ya que cada vez más esa predicción se va acercando a la verdad. Hoy en día para un profesional global es imprescindible tener presencia en esta red social y que su perfil tenga características que le permitan venderse más allá de simplemente incluir una copia de su resumen.

Poder mostrar los logros en su actividad profesional es muy importante, pero para poder distinguirse debe también tener un lado humano, generar una empatía con sus potenciales seguidores y miembros de su red. Esta relación se logra compartiendo las actividades que uno realiza en su tiempo libre, como los deportes que le gustan o las pasiones que se tiene por el cine y el teatro.

El poder de las conexiones
La fortaleza de LinkedIn está en la cantidad de contactos que uno llega a tener, los cuales pueden permitir conectarse con casi cualquier persona que uno desee. En otras palabras, se crean redes humanas de gran alcance. ¿Alguna vez se han preguntado cuántas personas se necesitan para poder llegar a contactar al presidente de su país o al creador de Facebook?

Otro de los usos de esta red social, que se está convirtiendo en la favorita de las empresas, es la capacidad que tienen los potenciales candidatos de hallar un puesto laboral. Al revisar mi cuenta de LinkedIn me encuentro de manera más frecuente con avisos que ofrecen diversas posiciones e incluso pueden abarcar desde niveles gerenciales hasta vendedores.

La importancia de esta función de LinkedIn radica en que encontrar a un candidato idóneo para un puesto determinado implica un gasto muy alto que tradicionalmente empezaba con un aviso pagado o el apoyo de alguna empresa de headhunters contratada.

Hoy, con esta red social podemos tener buenos resultados gratuitamente. Es cierto que LinkedIn no va a realizar procesos de selección pero el hecho de poner al alcance a varios posibles candidatos tiene implicancias en términos de tiempo y costos, e incluso en su alcance global porque debido a sus características permite llegar a profesionales de distintas partes del mundo.

También me he podido encontrar con profesionales que por alguna razón han perdido su trabajo y buscan recolocarse o simplemente ofrecen sus servicios. Algunos perfiles están tan creativamente presentados que es muy difícil dejar de darles una mirada. En ese sentido, muchos especialistas afirman que LinkedIn es un lugar perfecto para convertirse en una fuente que permita a los profesionales realizar un marketing personal, es decir poder venderse en un mercado global cada vez más competitivo.

En cuanto a producción de contenidos, esta red social permite publicar artículos de interés  que son leídos por muchos de nuestros contactos, quienes si gustan del artículo lo recomiendan, comentan e incluso lo comparten con su propia red de contactos.

Finalmente, es importante señalar que recientemente LinkedIn adquirió Lynda que es una compañía de educación online, por lo que no sería extraño pensar en nuevas sorpresas de esta red social con relación a una nueva forma de ofrecer capacitación para los profesionales.

En estos momentos estoy actualizando mi perfil de LinkedIn. ¿Tú ya creaste el tuyo? Si no es así ¿qué esperas? el mundo laboral cada vez se está moviendo más a través de esta red social y si no estás presente no formas parte de él.

Comentarios