5 herramientas efectivas del coaching empresarial

4922

Por Miko Barandiarán Misic – Gerente General de CRBM Consulting, empresa dedicada a la promoción y desarrollo del capital humano. (ww.crbmconsulting.com)

El coaching es una herramienta estratégica dentro de las empresas y como toda estrategia tiene que estar ligada a la misión y visión de las organizaciones, es entonces que partiendo de esta premisa el coaching empresarial fortalece el éxito no solo de la empresa como tal, sino de sus colaboradores.


El análisis, seguimiento, acompañamiento y apertura que ofrecen cada una de las herramientas que vamos a describir, nos acercan cada vez más a ser competitivos y de esta manera hacer frente a los cambios constantes en el mercado financiero, laboral y hasta ideológico de las organizaciones.

Invita a la reflexión:
El coaching empresarial tiene la premisa de crear colaboradores que no solo implementen soluciones eficaces, sino que sean capaces de crearlas. Por tal motivo, invita a la reflexión de las problemáticas actuales dentro de la empresa y del mismo modo a sus posibles soluciones.

Para el coaching, las personas deben de ser constructoras de ideas, de soluciones, de estrategias y para ello es necesario permitirles expresarse y ser creativos. Está comprobado que el aprendizaje y la experiencia son realmente significativas cuando el conocimiento se ha construido y no solo escuchado.

Si queremos formar personas que aporten realmente al aumento de la productividad en una organización, necesitamos encaminarlas a construir, reflexionar e implementar sus propias ideas, y para esto necesitamos la siguiente herramienta.

Desarrolla potencialidades:
Confiar en nuestros colaboradores es esencial para dirigir una organización y para ello debemos desarrollar las potencialidades que necesitan en el camino de sus tareas diarias.

No podemos pensar con ello que no cometerán errores, pues nadie está exento en este sentido, sin embargo un empleado que ha sido capacitado y que cuenta con lo necesario para ampliar sus habilidades, definitivamente tiende a añadir valor a la competitividad de la empresa. Para desarrollar potencialidades primero necesitamos detectar en cada uno de ellos las áreas de oportunidad y delimitar un plan estratégico para poder accionar sobre dichas áreas y ver resultados en un tiempo favorable.

Amplía la comunicación:
Un rezago que se ha detectado en muchas instituciones es precisamente los problemas de comunicación. Y es en este sentido que el coaching empresarial ha enfocado muchos de sus esfuerzos precisamente en el tema de la comunicación. Una empresa bien comunicada tiende a tener esfuerzos conjuntos delimitados hacia una misma acción.

Por el contrario, en las organizaciones donde impera la falta de comunicación, es común que los grupos de trabajo realicen tareas que en vez de unirlos para alcanzar objetivos, los separe. Para ello, se deben enfatizar canales formales de  comunicación, pero sobre todo una escucha activa y la tarea necesaria de la retroalimentación.

Los líderes llevan en este sentido una tarea titánica, pues todo inicia desde la factibilidad de la organización para dar apertura a la información y con ello a las estrategias que todos los colaboradores deben estar siguiendo, con el objetivo de alcanzar las mismas metas.

Gestiona el liderazgo:
Y es entonces que el coaching empresarial se centra en un tema sumamente importante en cada organización: el liderazgo. Los líderes son pieza clave y fundamental para las organizaciones, pues de ellos depende no solo la supervisión, sino también la productividad, el clima laboral, el seguimiento de resultados, la competitividad, la superación continua y por supuesto la detección de necesidades.

Un líder debe de tener las habilidades necesarias para todo lo anterior y promover los cambios necesarios cuando algo no funciona como debe de ser. Por eso, el coaching empresarial brinda herramientas de motivación, de compromiso y de confianza, cambiando paradigmas tradicionales por corrientes actuales que dan mayor respuesta a las necesidades de las organizaciones.

Sin embargo, cabe aclarar que cada empresa será diferente, por lo que una solución aplicada en cierta organización, puede ser infructuosa en otras con distintas problemáticas. Lo más importante de todo, es que el líder esté convencido de las estrategias a implementarse, para que pueda a su vez impulsar en sus equipos de trabajo los cambios organizacionales.

Califica resultados: 
El coaching empresarial no puede ni debe quedarse solo en herramientas para el cambio, sino también debemos realizar una exhaustiva calificación de los resultados, pues no hay que olvidar que trabajamos con talento humano y es por esto que debemos medir el impacto real de cada herramienta.

Para calificar resultados debemos de tomar en cuenta a todo el personal de la organización, a sus tareas y actividades diarias, a la productividad y por supuesto a las metas alcanzadas. En general, dicha calificación debe de ser lo más objetiva posible, pues es en base a ello que podremos adaptar nuevas estrategias y sugerir otros posibles caminos.

Las organizaciones son sistemas en movimiento, por lo que no podemos pensar que lo que pudo funcionar un año atrás, sea efectivamente lo que solucione los retos del próximo año. En el tema del coaching empresarial aún seguimos generando ideas nuevas, pues como siempre, la innovación es necesaria para estar a la vanguardia.

Comentarios