2007 – 2012: Cambios en criterios de selección de gerentes en los últimos cinco años

952

Por Sergio Borasino (Perú) y Víctor Vignale (Perú), Partners AB INAC Executive Search

Crecimiento en ventas, escasez de gerentes, alto tráfico en la ciudad y globalización. Todo lo anterior afectó los criterios de selección de ejecutivos de las principales empresas del Perú. A continuación detalles:

1. ¡Bienvenidos los desempleados!

El mito “si está desempleado, es malo”, se está extinguiendo. Cada vez más empresas están dispuestas a considerar dentro de sus búsquedas gerenciales a candidatos que están desempleados como resultado de una reducción de personal o una renuncia voluntaria. Los reclutadores hoy en día entienden que las reestructuraciones muchas veces separan a gerentes competentes por razones no atribuibles a su desempeño. Ven en un desempleado, una oportunidad para captar talento sin pagar el sobrecosto que pagan al negociar con alguien que hoy tiene un empleo y que exige un aumento para cambiarse. Finalmente, la variable tiempo también juega a favor de los desempleados. Ellos, a diferencia de los empleados, pueden empezar literalmente mañana. Los gerentes que hoy están empleados requerirían un mes para dejar su empleo actual.

2. Dime dónde queda tu oficina y te diré si quiero ir

Cada vez son más los gerentes que optan por un trabajo nuevo sólo porque la oficina de la nueva empresa está cerca de su casa. El intenso tráfico limeño ha hecho que varios ejecutivos evalúen cambios por sueldos similares sólo por proximidad trabajo-casa. La ganancia se da por el estilo de vida: algunos ganan al cambiarse 2 horas por día (44 horas al mes, equivalente a un poco más de 5 jornadas laborales). Los reclutadores aprendieron ya el truco, y hoy es un factor importante a la hora de una nueva contratación. Una persona que vive muy lejos representa un riesgo para la retención.

3. Mayor tolerancia a los cambios

En el pasado, personas que cambiaban de empleo frecuentemente eran tildadas de inmaduras o conflictivas. Este prejuicio está variando. Antes se aceptaba que un gerente se cambie cada seis años de empleo. Hoy mucha gente es más tolerante al respecto y acepta sin problemas cambios cada tres años. Las constantes reestructuraciones parecen haber cambiado el paradigma acerca de la fidelidad a un empleador.

4. Manejar bien el idioma inglés es más relevante que nunca

La globalización se siente cada día más. Contactos con clientes extranjeros, proveedores extranjeros, jefes extranjeros, entre otros, son cada vez más frecuentes e importantes. El inglés (avanzado) ha sido un requisito en más del 80% de las búsquedas de gerentes y directores que realizamos el año pasado en AB INAC.

 

Comentarios