Se busca jóvenes de “tez clara”

1408

Jorge Toyama Miyagusuku, Socio del Área Laboral de Miranda & Amado. Profesor Universitario.

En los últimos días se ha difundido una oferta de empleo de una universidad que buscaba recepcionistas de “tez clara” y de “muy buena presencia”. Estamos ante una oferta de trabajo discriminatoria.

Edad máxima, sexo, universidad de prestigio, buena presencia, antecedentes limpios, etc., son algunos requerimientos que aparecen en ciertas ofertas de empleo y que, de acuerdo con las normas vigentes, como regla general, resultan discriminatorias y no deberían ser admitidas. 

Hay otras ofertas discriminatorias denigrantes o más sutiles.  De las primeras tenemos exigencias como “chicas A1, open mind y sueltas”.  De las segundas, son las que refieren al lugar de residencia –distritos donde usualmente habitan personas de cierto nivel económico- o solicitan foto reciente a colores (“sin retoques”).

Naturalmente, en determinados casos las exigencias mencionadas podrían ser válidas.  Si se requiere de una persona para ser modelo de un producto de belleza durante una larga campaña, la buena presencia sería razonable.  O si se trata de vender productos dirigidos a jóvenes, la edad máxima suena justificado para los vendedores. Pero estamos ante una excepción.

Las normas prohíben las discriminaciones laborales antes, durante y al cese de la relación laboral.  En el caso de los procesos de reclutamiento las sanciones son la imposición de multa a las empresas que realizan ofertas con requisitos discriminatorios (Ministerio de Trabajo) e indemnizaciones a favor de los postulantes afectados.  Del poco registro judicial que existe, por ejemplo, la Corte Suprema estableció una indemnización de 20 mil soles a favor de una persona que fue discriminada por edad en una oferta de empleo.

¿Cómo deben ser los procesos de reclutamiento?  Deberían presentar exigencias y requisitos para los postulantes en tanto sean objetivos y razonables.  Los requerimientos se deberían relacionar con el puesto específico tales como calificación profesional, experiencia, conocimientos técnicos –como idiomas-, etc.  Lo relevante es que los requisitos sean necesarios para la prestación adecuada.

Creemos que todos deberíamos evaluar los requisitos y los procesos de reclutamiento.  Es una tarea de todos, no solamente del Estado.  Una manera de actuar con justicia es abriendo las puertas de la empresa a la mayor cantidad de postulantes que reúnan solo requisitos objetivos y razonables.

 

 

Comentarios:

 

#1 18:59:31 | 2013-04-11, Publicado por: Roso De Paz

 

Es evidente, así somos en nuestro país, siendo personas bajas, de color oscuro y no tan lindos, siempre queremos lo contrario, somos un país de cínicos. Hasta ahora leo en el Comercio los domingos que se siguen publicando avisos discriminatorios y algunos la semana siguiente se rectifican, pero y los otros ?? A mi me tocó enfrentar la no selección solo por medir 1.58 y haber estudiado en Huacho


#2 08:06:10 | 2013-04-02, Publicado por: Roberto Gómez Sánchez

 

Comparto que no debe haber discriminación, pero nada hacemos. He escuchado a los defensores de la verdad (periodistas) sobre este caso y le dado con todo contra la empresa y su dueño, pero oh maravilla nadie habla de los canales que lo permiten, o es ellos solo cobran y no se responsabilizan por nada.


Comentarios