Regulaciones y entorno laboral en Perú entre los más complejos del mundo

562

De acuerdo a cifras del Informe Anual del Perú desarrollado por el Ministerio del Trabajo y publicado en diciembre de 2018, en el país la tasa de ocupación laboral es del 69.5 %, de subempleo de 44.7 % y el empleo informal asciende a 46.5 % de la Población Económicamente Activa (PEA).

Esta y otras razones son algunos de los motivos para que Perú se ubique en el puesto 108 de un total de 125 países dentro del ranking de Panorama del Negocio y Entorno Laboral, que forma parte del Índice de Competitividad y Talento Global 2019 (GTCI, por sus siglas en inglés), cayendo 16 puestos frente al año pasado.

El primer puesto del ranking es ocupado por Suiza (1), Singapur (2), Dinamarca (3), Estados Unidos (4) y Emiratos Árabes (5).  Los primeros puestos en Latinoamérica los ocupan Costa Rica (40), Chile (43), Colombia (47), Uruguay (54) y Guatemala (61). En la región, Perú se ubica en la posición 14, solo por encima de El Salvador y Paraguay.

Posición País
1 Suiza
2 Singapur
3 Dinamarca
4 EEUU
5 Emiratos Árabes

 

Posición País
40 Costa Rica
43 Chile
47 Colombia
54 Uruguay
61 Guatemala

 

Regulación laboral facilidad para la contratación y despido

Dentro de la medición, se tomaron en cuenta dos sub variables: facilidad para contratar y facilidad para despedir personas. Entre los países con mayor facilidad para contratar trabajadores se encuentran Dinamarca, Singapur y Suiza, entre otros, mientras que el Perú se ubica en la posición 76, lo que demuestra las grandes barreras y dificultades que existen en este sentido.

En cuanto a los países donde es más fácil despedir a un trabajador se encuentran varios países de América como Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala y Uruguay. En el caso del Perú los despidos son mucho más complicado, existiendo gran regulación al respecto, ubicándonos en la posición 109.

Estos indicadores están basados en el informe de Doing Business 2018 (Banco Mundial), según los cuales se mide la regulación del empleo relacionado a la contratación y despido de trabajadores y la programación de horas de trabajo; los índices más altos denotan una regulación más rígida.

Comentarios