6 Tips para tener una cultura de Reconocimiento Laboral

1157

Hoy en día el reconocimiento es una parte importante de la cultura de la empresa y probablemente siempre lo será. El reconocimiento laboral no es sólo algo bueno que puedes hacer por las personas, al usarlo bien se convierte en una potente herramienta de comunicación, retención y fortalecimiento del compromiso de los colaboradores con la organización.

Es por esto que en el ámbito empresarial de hoy las recompensas y los reconocimientos son más importantes que nunca; en un mundo reinado por la tecnología y la diversidad, los líderes disponen de poderosas herramientas para entregar el deseado reconocimiento de forma instantánea y desde diversas plataformas.

Para fomentar un clima organizacional que se caracterice por ser positivo, productivo y con colaboradores comprometidos es necesario priorizar los programas de reconocimiento hacia y entre los miembros de la organización.

6 consejos básicos para que tu programa de reconocimientos sea exitoso:

  1. Di “gracias” como si lo dijeras en serio: Entregar un reconocimiento puede ser tan simple como decir “gracias”. No me refiero al mismo “gracias” que usarías para alguien que te abre un puerta; para que verdaderamente tenga sentido es necesario que demuestres que sabes por qué estás diciendo gracias y reconoces el trabajo de la persona.
  2. Un líder que aprecia es apreciado: Podría escribir un centenar de reflexiones acerca de por qué la confianza en el lugar de trabajo es crítica y todavía no sería suficiente. Así que voy a decirlo de nuevo: Hacer sentir a tus colaboradores que confías en ellos es una de las herramientas más poderosas que tenemos para potenciar el compromiso y fomentar la retención. Cuando las personas son rutinariamente reconocidas por sus esfuerzos, comienzan a confiar en el sistema y están más comprometidos con la organización.
  3. Nunca asumas que los colaboradores saben cuánto valoras su apoyo y se específico: Por ejemplo, “gracias por realizar el trabajo de forma rápida y eficiente, los clientes fueron sorprendidos gratamente “. Pruébalo y verás la diferencia que hace.
  4. Pide su opinión: La participación de los empleados en la toma de decisiones facilitarán los cambios. Coméntales los desafíos y  pide sus opiniones. Escucha sus ideas, estas pueden ser de gran aporte; si puedes usar todo o parte de su idea, hazlo. Si su idea es buena, que se sepa que es su idea e involucralos en el proceso.
  5. Recompensas: Un aumento en el salario o un bono siempre es bienvenido. Sin embargo, sólo durará hasta que el efecto o la emoción desaparezca. Enfocate en las recompensas pequeñas pero que se dan con prontitud.
  6. Fomenta la retroalimentación: La retroalimentación y el reconocimiento son los vehículos que impulsan el rendimiento y el crecimiento tanto para los empleados como para las empresas. Cuando los líderes destacan las fortalezas de la gente en una empresa, son mucho más comprometidos, productivos y creativos.

 

Comentarios