El modelo de funcionamiento humano HEPAR

1160

Por Fernando Gil (Perú), Socio fundador de HCN, Jamming y CIMEXPA

Uno de los modelos  de cómo funcionan los seres humanos está reflejado por la siguiente gráfica:

HEPAR1

Este modelo dice que ocurren una serie de hechos en la vida, H, que nos generan una serie de pensamientos, P(o activan creencias del pasado). Esos pensamientos, P, generan una serie de emociones (E). Las emociones, E, son la fuente de motivación para la acción, A, las que a su vez dan determinados resultados, R. Este modelo es sumamente descriptivo. El supuesto subyacente del modelo es que las personas son más felices cuando son efectivas. La efectividad es la suma de eficacia con eficiencia. La eficacia consiste en alcanzar las metas que uno se ha propuesto. La eficiencia consiste en utilizar el mínimo de recursos necesarios para cumplir con determinada tarea (tiempo, dinero, energía, personas etc.  Por lo tanto, los seres humanos somos más felices cuando alcanzamos nuestras metas con la menor cantidad de recursos necesarios.

Cuando una persona desea hacer un alto en el camino y ver cómo le va en la vida, la clave está en hacer una revisión de los resultados. Los diferentes frentes a analizar son.

  • El frente profesional: ¿cómo están los resultados en el ámbito profesional? ¿Ya terminaste tu carrera técnica o universitaria? ¿Ya hiciste tu MBA o la especialización que buscabas? ¿Ya tienes una idea de cuál es tu vocación y aquello a lo que te quieres dedicar el resto de tu vida? ¿Qué has hecho para responder a todas estas preguntas? ¿Cuánto has invertido en tu desarrollo profesional en los últimos años? ¿Qué más podrías hacer?
  • El frente laboral: ¿qué tan content@ estás con tu puesto de trabajo? ¿Te gusta lo que haces en la empresa o de manera independiente? ¿Crees que el nivel de responsabilidad que te han dado uno que te permite mostrar tus capacidades y talentos? ¿Ya tienes gente a tu cargo? ¿Qué tan buenos resultados estás obteniendo a través de tus colaboradores? ¿Qué tan content@ estás con tu remuneración para tu nivel de responsabilidad, experiencia y capacidad?
  • El frente de relaciones interpersonales. Este aspecto puede dividirse en varios pero nos remitiremos a dos:
    • Las relaciones interpersonales con la familia: ¿quién es la persona con la que te sientes más cercano en tu familia? ¿Cómo está tu relación con esa persona? ¿Qué tan satisfech@ estás con el resto de los miembros de la familia? ¿Con quién estás teniendo una relación poco cordial o constructiva? ¿Qué ha ocurrido? ¿Qué has hecho tú o dejado de hacer para que la relación esté así?
    • Las relaciones amicales: ¿qué tan satisfecho estás con tus relaciones amicales? Estás contento con el número de amig@ que tienes? ¿Los amigos más cercanos te ayudan a construirte como ser humano o a veces ves que restan más que sumar? ¿Has perdido una relación cercana en los últimos tiempos? ¿Te arrepientes de haberla perdido? ¿Qué has hecho o dejado de hacer para que la relación esté así?
  • El frente del desarrollo personal: ¿estás contento con quien tú eres y con quien has llegado a ser hoy en tu vida? ¿Qué es aquello que más admiras de ti? Qué es aquello con lo que estás menos satisfech@? ¿Has hecho un plan de mejora personal? ¿Cuánto has invertido en el desarrollo de habilidades blandas? ¿En qué podrías invertir que si lo hicieras mejorarías como persona?
  • El romance: ¿estás contento con tu relación de pareja? ¿Qué es lo que más de agrada de esa persona? ¿Cuáles han sido los momentos más agradables que te han tocado vivir con ella? ¿Cuáles son las características de tu pareja qué mes te fastidian? ¿Qué de eso eres tú? ¿Qué de eso te haces a ti? ¿Qué tan enamorad@ estás? ¿Cómo está tu nivel de comunicación con esa persona?
  • La salud: ¿cómo está tu estado de salud? ¿Tienes algún síntoma que te fastidia? ¿Qué te gustaría cambiar de tu salud? ¿Cómo está tu alimentación, tu proceso de reforzamiento de la desintoxicación? ¿Cuánto estás durmiendo? ¿Qué tanto deporte estás haciendo y de qué calidad? ¿Qué te gustaría reevaluar de lo que estás haciendo en torno a tu salud? ¿Cómo está tu salud emocional?

Con éstas y otras preguntas podrías tomar conciencia de cómo están los resultados en tu vida. Al hacerlo, estaríamos haciendo un análisis lo suficientemente claro de la R, los resultados, para evaluar cómo te está yendo en la vida.

La etapa previa es la de hacer una revisión de las conductas o comportamientos en los que te estás involucrando, representada por la letra A de acciones. Tener las conductas adecuadas para obtener determinado resultado es clave en el caminar hacia la efectividad y la felicidad. ¿Cuáles son las conductas en torno a las que uno debe hacerse la autoevaluación? Depende mucho de la circunstancia. Si es en relación a la vida: autoconocimiento, proactividad, misión personal, comunicación, relaciones interpersonales efectivas, resolución de conflictos, toma de decisiones,  etc. Si es en el ámbito de la empresa: liderazgo, motivación de personal, comunicación, trabajo en equipo, organización, resolución de problemas, toma de decisiones, desarrollo de personas, administración del tiempo, etc.

Hemos dicho que las emociones son la energía que moviliza a las personas a la acción. Cuando no estamos motivados o lo estamos para involucrarnos en aquellas acciones que en lugar de llevarnos a los resultados deseados justamente actúan en contra de estos, debemos trabajar en la toma de conciencia del estado emocional, descubrir los orígenes de dichas emociones y resolver los conflictos desencadenantes. Detrás de las emociones está un conjunto de creencias que son pensamientos, P, muchos de ellos automáticos, que afloran ante las circunstancias de la vida. Una creencia es una representación subjetiva de la realidad que surge como resultado de una experiencia concreta. Es un principio rector de cómo funciona el mundo y que le da sentido para nosotros. Son afirmaciones personales muy poderosas que consideramos como verdaderas y que afectan nuestra conducta. Cuando el conjunto de creencias no nos ayuda a obtener resultados es porque ha generado una emocionalidad y una conducta no deseable. Cuando no estamos alcanzando los resultados deseados en nuestra vida, una manera muy efectiva de lograrlo es cambiando nuestro mundo de creencias a partir de la observación: observar los resultados que estamos obteniendo, observar la conductas en las que no estamos involucrando, observar lo que estoy sintiendo y pensando para que generar una verdadera transformación. Esto se ve reflejado en la gráfica a continuación:

HEPAR2 HEPAR1

La primera línea hace referencia al análisis cuando la persona descubre que sus resultados no son los deseados. Al observar su vivir y la manera como observa su vivir (sus creencias), logra generar el cambio que le permite obtener resultados positivos y ser feliz en la vida.


Sobre el autor

Fernando-Gil-BN120X120Fernando Gil Sanguineti (Perú), Máster en Economía y MBA de la Universidad de Pittsburgh, estudios doctorales en el IESE, Coach ejecutivo, de equipos y de vida, Master Coach y Trainer Internacional. Socio fundador de HCN, Jamming y CIMEXPA.

Comentarios