Cuatro herramientas para la solución de problemas

643

Por Rocío Rodríguez Barsallo – Especialista gestión del talento | Psicóloga | Coach

En la vida podemos tener dificultades en diferentes ámbitos: económico, salud, familiar, trabajo etc. Sabemos que la crisis actual nos ha afectado a diferente nivel en estos ámbitos y podemos estar experimentando mayores dificultades de lo habitual. Considero que lo importante es continuar saliendo adelante,  logrando nuestras metas y desarrollándonos como personas a pesar de la situación difícil que estamos atravesando.

Es importante tener en cuenta que cada persona vive una realidad distinta y cuenta con diferentes recursos para superar los obstáculos. A continuación te dejo algunas herramientas que pueden ayudarte a superar dificultades:

  • Conoce tus habilidades: El primero paso para superar una dificultad es conocerte bien, y saber cuáles son tus fortalezas. Me refiero a que sepas cuáles son tus cualidades, en qué eres bueno. Por ejemplo, puedes ser bueno escuchando, negociando, manteniendo buenas relaciones con los demás. ¿Por qué es bueno conocer tus fortalezas? Porque tus fortalezas son las que te ayudarán a salir adelante. Por ejemplo, si reconoces que una de tus fortalezas  es tu capacidad de escucha, comprenderás con facilidad las necesidades de los miembros de tu equipo y podrás resolver con mayor rapidez los problemas que tengas con ellos.
  • Hazte cargo: Ante las dificultades que estas experimentando por la crisis es importante reconocer aquello que no depende de ti y lo que sí está bajo tu control. Por ejemplo, no depende de ti cómo se comporten los demás, el clima, los problemas políticos, etc. Por otro lado, lo que sí depende de ti son tus creencias,  actitudes, la manera en que actúas. ¿Por qué es importante distinguir lo que depende y no depende de ti? Porque algunas veces podrías sentir  malestar y preocupación por cosas que no dependen de ti. Al distinguir con claridad qué depende de ti, sabrás en qué problema enfocarte.
  • Cuídate: Cuidarte   es hacer ejercicios, dormir lo suficiente cada día, alimentarte bien,  tener momentos de ocio. Es lograr un balance en diferentes áreas de tu vida, en la medida de lo posible. Si no estás “bien cuidado” será más difícil solucionar  dificultades porque es posible que no tengas la energía suficiente. Por ejemplo, si no has dormido bien la última semana y te has olvidado de almorzar varios días es posible que no  tengas la  rapidez de siempre para solucionar las dificultades que se te presentan en el día.
  • Fortalece tu red de apoyo:  Tu red de apoyo está conformada por las personas en quienes confías y te estiman. Puede incluir  familiares, amigos, colegas. Las personas de tu red de apoyo te escuchan, brindan consejos y soporte en momentos buenos y malos momentos. Lo mencionado anteriormente puede contribuir a tu bienestar y ayudarte a solucionar problemas.

Espero que las herramientas mencionadas sean de utilidad para ti. Recomiendo reflexiones sobre cuáles son los ámbitos de tu vida más afectados y cuáles de estas herramientas puedes aplicar de manera distinta a cada ámbito.


Sobre el autor: 

Rocío Rodríguez Barsallo
Psicóloga, Coach Ontológico y Master en Recursos humanos. Experta en atracción y desarrollo de talento. Posee aproximadamente 10 años de experiencia laboral en las áreas de recursos humanos de empresas nacionales y multinacionales de prestigio en  los sectores consumo masivo, metalmecánica, servicios y consultoría. Experiencia en docencia de cursos de gestión humana y desarrollo de habilidades blandas.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios